¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Jornada ‘Una ciudad humana, sostenible e inclusiva’ organizada por UGT en Rivas Vaciamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

El sindicato UGT, en el marco de las actuaciones que desarrolla en el Pacto Local de Rivas Vaciamadrid, ha organizado este viernes la jornada ‘Una ciudad humana, sostenible e inclusiva’, para analizar diferentes aspectos sobre el urbanismo y la vivienda en la ciudad.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Raúl Toledano, secretario de Organización de Comarca del Sureste de UGT Madrid, abrió la sesión recordando algunas características de Rivas Vaciamadrid: una ciudad de más de 98.000 habitantes, en la que uno de cada cinco se ha mudado allí en la última década. También es la ciudad con mayor tasa de actividad y menor de mortalidad de todo el país, recordó Toledano: unos datos «positivos» pese a lo cual ha decidido paralizar las licencias de obra residencial para repensar el urbanismo.

A continuación intervino la concejala de Desarrollo Económico, Elena Muñoz, para recordar que «cuando algo se sobredimensiona, se vuelve incontrolable, y así es difícil que la ciudadanía sea algo más que habitantes». «Rivas necesita tomar las riendas en este camino», aseveró, ya que «estábamos en un camino cuyo mapa ha cambiado y tenemos que encontrarnos otra vez».

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, tomó la palabra para realizar una ponencia sobre el proceso ‘Rivas, párate a pensar’. «Hay que tomar decisiones difíciles, pero también es muy bonito porque estamos decidiendo nuestro futuro como ciudad, y nadie lo decide por nosotros», agregó. También aludió a la consulta popular que precedió a la paralización de licencias de obra nueva residencial en toda la ciudad, en un contexto en el que «no nos va bien»: «Aquí se pueden hacer las cosas mucho mejor», prosiguió. «El feedback que teníamos era de un malestar de la ciudadanía, que no veía que la ciudad les devolviera toda la calidad de vida que esperaba», agregó, en una ciudad donde los principales problemas, según la encuesta municipal, son la sanidad, la falta de plazas en los colegios y los accesos por carretera. En cuarta posición, el aumento o exceso de población y la inseguridad o los robos en la ciudad.

«Los tres primeros son problemas que no dependen de nosotros, pero que nos interpelan. A la administración regional ha habido que sacarle siempre con sacacorchos los servicios que necesita la población. Lo hemos hecho a veces con colaboración para adelantar fondos, pero esa posibilidad se ha roto esta legislatura», prosiguió, «a pesar de que tenemos la capacidad económica para intervenir».

Del Cura señaló la inversión en rehabilitación y la mejora de la eficiencia energética de las viviendas, la necesidad de más viviendas en alquiler para facilitar la emancipación de las personas jóvenes y la elección de vivienda acorde con las necesidades de cada uno o la mayor disponibilidad de locales para comercio de proximidad en los barrios como algunas líneas a seguir para mejorar el urbanismo de la ciudad.

Mesa redonda en las jornadas de UGT en Rivas Vaciamadrid

Una mesa redonda con distintas perspectivas

A continuación tuvo lugar una mesa redonda moderada por Pilar Pérez Marcos, secretaria de Desarrollo Territorial y Sector Público de la Comarca Sureste de Madrid. La primera en intervenir fue Pilar Gabina Alonso, concejala de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, que abogó por «construir el Rivas del mañana con especial atención a la sostenibilidad». Aludió al fomento de «espacios de convivencia e interrelación, como la reforma del Casco o el parque del Recuerdo. También tenemos el proyecto del soterramiento del metro que hará de la actual línea divisoria de la ciudad un espacio de oportunidad y un nuevo eje de movilidad», agregó, sin olvidar dotar la ciudad de los «equipamientos necesarios» y la «movilidad sostenible, reduciendo la presencia del coche y ganando espacio para el peatón». También mencionó el comercio de proximidad, la actuación integral en el polígono Santa Ana oel desarrollo del polígono Norte. «Tenemos la oportunidad de definir el Rivas que queremos para las próximas décadas», concluyó.

El vicepresidente segundo de la Fundación Discapacitados de Rivas (Fundar) reclamó mejoras para la calidad de vida de las personas con diversidad funcional de la ciudad, como la implantación de pictogramas en espacios públicos, la mejora de los desplazamientos en autobús («todavía no está muy conseguido lo de la rampa», lamentó) o sonidos en el semáforo que ayuden a las personas invidentes. «Me ha llamado la atención que aquí sí tenemos inscripciones para invidentes en los cubos de basura», mencionó.

Yasmin Manji, concejala de Feminismos y Diversidad, denunció la concepción androcéntrica de las ciudades de todo el mundo, para hacer un llamamiento a configurar las nuevas ciudades con perspectiva de género, que debe ser «transversal» en todo el proceso. «El urbanismo feminista quiere decir repensar los espacios y la realidad y poner la vida de las personas en el centro de las decisiones urbanas», para avanzar hacia una ciudad de los 15 minutos (con los servicios básicos a un máximo de 15 minutos a pie» y que cuide la diversidad. «Y la vitalidad, que tiene que ver con la cualidad que le da a los espacios la vida en la calle», concluyó.

La concejala de Bienestar Social y Mayores, Marisa Pérez, recordó que las sociedades «evolucionan» y que la ciudad tiene que fomentar el envejecimiento activo y ser saludable para las personas mayores. «La ciudad tiene que ser inclusiva para otros colectivos que tienen otras necesidades; es la ciudad la que debe adaptarse a las personas, y no al revés», advirtió. Aspectos como el transporte, la vivienda, el comercio de proximidad y los recursos de participación ciudadana son, aseveró, igualmente importantes para construir una ciudad desde una perspectiva intergeneracional.

Por último, intervino Ana López, presidenta de la Asociación de Comercios de Rivas, que había mencionado la necesidad de garantizar la seguridad ciudadana en Rivas Vaciamadrid, un tema «muy importante para nosotros, los comercios, que venimos demandando desde hace tiempo, ya que nadie querría ir a comprar a un barrio inseguro». López recordó que «la mayoría de los pequeños comercios y autónomos de Rivas somos vecinos, y con nuestro negocio hacemos barrio. Es importante que se nos valore y se nos dé visibilidad, y se construya una ciudad sostenible en el ámbito económico», agregó. También abogó por incrementar los locales comerciales en los bloques de viviendas, para que la ciudadanía pueda «bajar a hacer la compra sin tener que coger el coche e irse al centro comercial; los locales vacíos no invitan a la gente a comprar, y hay que hacer inversiones para que esos locales se llenen, porque así ganamos todos». Por último, recordó que la capital está haciendo esfuerzos para atraer turistas: «Creo que tendríamos que darle una vuelta al municipio para atraer visitantes y crear rutas, ya que repercutiría positivamente en la ciudad».

El secretario general de UGT Comarca del Sureste, Miguel Ángel Neila, cerró la jornada, recordando la importancia de trabajar en «propuestas para un urbanismo feminista y en adaptar la ciudad a la persona, y no la persona a la ciudad».

Otras noticias:

Rivas en la encrucijada: ideas para una ciudad sostenible

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!