¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Sede de Rivamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

Sede de Rivamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

Cuatro trabajadoras de Habyco, empresa que prestaba servicios para la EMV de Rivas Vaciamadrid, deberán ser indemnizadas o readmitidas (según el caso) por Rivamadrid, después de que el juzgado de lo Social de Madrid considere que debieron ser subrogadas tras concluir la relación contractual entre Habyco y la empresa pública ripense.

Tal y como recogió en su momento Diario de Rivas, en 2020 seis trabajadoras de Habyco que venían prestando servicio para la EMV de Rivas Vaciamadrid presentaron una demanda en la que solicitaban ser subrogadas por la Empresa Municipal de Servicios, Rivamadrid. El motivo que esgrimían era que, una vez concluido el contrato de la EMV con Habyco, la empresa municipal de la vivienda encomendó a Rivamadrid el desempeño de estas tareas, tras lo cual las seis trabajadoras solicitaron su subrogación por parte de esta última empresa pública.

En concreto, las seis demandantes (que presentaron dos demandas diferentes, cuatro de ellas por un lado y otras dos, por otro) solicitaban su subrogación «tal y como ocurrió con otros 5 compañeros en 2016, como fórmula idónea para la adecuación del proceso de municipalización a los límites impuestos por la ley de sostenibilidad financiera», indicaron en su momento. Entonces, la EMV argumentó que, una vez concluido el contrato de prestación de servicios de la EMV con Habyco, «es la compañía la que tiene que cumplir sus obligaciones con sus trabajadoras: o bien reubicarlas en otro puesto, o bien indemnizarlas de acuerdo con la ley».

Ahora, y según la sentencia dictada a finales del pasado mes de abril, el Juzgado de lo Social número 40 de Madrid da la razón a cuatro de ellas al considerar que sí procedía la subrogación. En concreto, se declaran nulos los despidos de dos de las trabajadoras, ya que una de ellas tenía reducción de jornada por guarda legal y la otra disfrutaba de su permiso de maternidad en el momento en el que se resolvieron sus contratos. Ambas deberán ser, según el fallo judicial, readmitidas «en las mismas condiciones laborales» y se pide el «abono de los salarios dejados de percibir hasta la readmisión» desde agosto de 2020, a razón de 65,15 euros diarios y 85,26 euros diarios, respectivamente.

En cuanto a las otras dos empleadas, el juez declara improcedentes sus despidos, por lo que procede, según la sentencia, su readmisión o su indemnización. En el primer caso, Rivamadrid debería abonarles los salarios dejados de percibir desde agosto de 2020 a razón de 63,26 euros diarios y 143,36 euros diarios, respectivamente; y en el segundo caso, es decir, en caso de optar por el despido improcedente, indemnizarlas con 29.542,42 euros y 47.057 euros, respectivamente.

A su vez, el fallo judicial condena a Habyco a abonar cantidades que oscilan entre los 343,59 y 1025,81 euros a cada una de las cuatro trabajadoras, más el interés de mora del 10% devengado desde el 2 de septiembre de 2020.

Desde la parte demandante confirman que las dos trabajadoras cuyo despido ha sido declarado nulo han sido readmitidas y se les ha indicado que se incorporen a sus puestos de trabajo el día 5 de junio. «Sin embargo, hemos pedido a Rivamadrid que no recurra la sentencia, ya que si lo hiciera, y el juez fallara a favor de la empresa municipal, estas trabajadoras se habrían quedado sin un empleo y sin el otro; por tanto, para garantizar su estabilidad, les hemos solicitado que no recurran la sentencia».

Fuentes municipales, por su parte, confirman que Rivamadrid sí presentará recurso ante el TSJM contra este fallo judicial, ya que «en otros casos idénticos el juez sí nos ha dado la razón», y reiteran que es la empresa Habyco la que debería haberse hecho cargo de la situación de las seis trabajadoras al concluir la prestación del servicio a la EMV ripense.

La portavoz del PP de Rivas, Janette Novo, critica que «mientras intentan colocar a 18 cargos en plazas de libre designación, despiden a 4 trabajadoras de la EMV, madres, a las que ahora un juez obliga a readmitir o indemnizar tras casi 3 años de pleitos. Pedimos al ayuntamiento que deje de recurrir y reincorpore a las trabajadoras en sus puestos de trabajo de forma definitiva a fin de garantizar su estabilidad laboral, pues si el ayuntamiento recurre, las trabajadoras continuarán tres años después en la misma situación de incertidumbre. ¿Es esta la izquierda que dice defender a los trabajadores?», concluye.

Por su parte, José Alfaro, portavoz de IU-Equo-Más Madrid en el Ayuntamiento de Rivas, reitera que la empresa es la que debe «hacerse responsable de la situación de las trabajadoras una vez que termina de prestar sus servicios» para la EMV. «No podemos compartir la postura de quienes pretenden que la empresa pública se haga cargo, con el dinero de todos los ripenses, de una obligación que corresponde a esta empresa privada, y de hecho el TSJM ya ha fallado en este sentido en otras ocasiones, por lo que volveremos a recurrir. El PP y otros partidos se erigen en defensores de las constructoras privadas, pero frente a esto, nosotros defendemos a la empresa pública, que es de todos», concluyó.

Otras noticias:

Seis empleadas de una empresa que trabajaba para la EMV de Rivas piden ser subrogadas para conservar sus puestos de trabajo

 

MÁS  Cambia el proceso de inscripción en los campamentos de verano de Rivas: plazo de solicitud del 24 al 30 de mayo
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!