¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Plantilla de Iluscar Peugeot Rivas, en 2021 (©Fernando Galán)

 

Iluscar, el único servicio oficial Peugeot en Rivas Vaciamadrid y Arganda del Rey, celebra este año su vigesimoquinto aniversario. Desde la pequeña exposición de vehículos de ocasión de 200 metros cuadrados en la zona norte de Madrid hasta las modernas instalaciones que posee a día de hoy en las dos principales localidades del Sureste, la compañía acumula una trayectoria de anécdotas y recuerdos vinculados a la historia reciente del automóvil y de Rivas.

Tienda de Iluscar en la avenida de la Ilustración, en 1996

Tienda de Iluscar en la avenida de la Ilustración, en 1996

 

Corría el año 1996 cuando José González subió por primera vez la persiana de su pequeño negocio en la avenida de la Ilustración de Madrid. Se trataba de un austero local, de apenas 200 metros cuadrados, con un puñado de vehículos de segunda mano para vender. Después de haber ejercido como director comercial de un concesionario de Ford, y gerente de otro de Seat —además de alguna aventura empresarial fallida—, aquel establecimiento era la apuesta por el futuro del vehículo usado, un sector donde en aquel entonces todavía estaba todo por hacer. Con siete coches —tres de ellos cedidos por conocidos suyos para su venta, y los otros cuatro de su propiedad—, unas sillas de ‘camping’ en la oficina interior fuera de la vista del público, «cero costes y mucha ilusión», González abrió su empresa, y la llamó Iluscar.

 

Interior de la tienda de Iluscar en la avenida de la Ilustración, en 1996

 

«En 1996, vender vehículos usados no tenía prestigio. Pero yo llevaba mucho tiempo en el sector y tenía claro que el crecimiento del vehículo en España iba a pasar principalmente por el vehículo usado», recuerda González. «Lo que hice fue empezar a vender los coches usados como si fueran coches nuevos. Para mí el cliente de usado no era un ‘cliente de usado’, sino que le trataba como un cliente de ‘nuevo'», explica el empresario. Para ello, se llevó al mejor vendedor de vehículo nuevo que había en el concesionario de Ford donde trabajaba antes y enfocaron todos los recursos hacia la venta de automóviles. Nada de gastos: ni en limpieza, ni en administrativos, tareas que llevaban a cabo ellos mismos los fines de semana. El objetivo que se habían marcado desde su apertura en junio de 1996 hasta diciembre era vender 60 coches. Vendieron 196.

 

Instalaciones de Iluscar en la calle de Manuel Tovar, en 2002
Instalaciones de Iluscar en la calle de Manuel Tovar, en 2002
Instalaciones de Iluscar en la calle de Manuel Tovar, en 2002

 

Después de aquella hazaña —»ni nosotros nos lo creíamos», apunta González—, las ruedas del negocio, ya engrasadas, comenzaron a girar. «Lo que hacía era lo que hoy se conoce como ‘networking’: me juntaba con todo aquel que podía y compraba y vendía coches a todo el que podía. Todo el dinero que ganaba lo reinvertía en más coches: toda mi obsesión era tener más producto. Mucha gente confiaba en mí y me dejaba coches para vender, entre ellos compañías de ‘renting’, porque en aquel entonces también trabajábamos con empresas. Y busqué colaboradores que me ayudaran a vender los coches que yo conseguía». Así durante dos años, hasta 1998, cuando Iluscar Automóviles adquirió un taller en el paseo de la Dirección; después varias plazas para los vehículos en venta, y más tarde un aparcamiento para almacenar coches, ampliando, paso a paso, sus instalaciones en la zona norte de Madrid. En 2002, llegó una nueva ampliación con talleres de carrocería en la calle de Manuel Tovar.

 

 

 

Fachada de las instalaciones de Iluscar en la calle del Electrodo, en Rivas Vaciamadrid (2001)

Fachada de las instalaciones de Iluscar en la calle del Electrodo, en Rivas Vaciamadrid (2001)

 

2001: Rivas Vaciamadrid… y Peugeot

En 2001, Iluscar abrió sus primeras instalaciones en Rivas Vaciamadrid. «Yo jamás había tenido intención de venir aquí, porque toda mi vida profesional la había desarrollado al norte de Madrid, pero la persona que iba a dirigir estas instalaciones vivía aquí, y aquí vinimos», relata González.

La opción resultaba interesante, al tratarse de «la ciudad más moderna y con mayor proyección de futuro». En aquel entonces, recuerda, «empezaba la ebullición empresarial en el polígono industrial». Había algunas empresas del sector del automóvil, «pero pocas, en comparación con las que hay ahora». Y además, «se nos ofreció la posibilidad de ser el servicio oficial de Peugeot en la zona, ya que aquí no había, y vimos que podía ser interesante». Así, Iluscar Rivas se instaló en 2001, como servicio oficial Peugeot, en la calle del Electrodo con una pequeña exposición de vehículo nuevo Peugeot y vehículo multimarca de ocasión. Al frente, junto a José González, se situaron Juan Carlos Cuesta, vecino de Rivas, Francisco Javier Estévez y Francisco García, que ya le habían acompañado durante su etapa en Ford.

 

Exposición de vehículos de Iluscar en la calle Electrodo de Rivas Vaciamadrid (2001)
Equipo de ventas de Peugeot en Iluscar, en 2005

 

El negocio continuó creciendo, según la filosofía de González: «Nada de ‘sprints’, que provocan muchas roturas fibrilares. Paso a paso, en línea recta, sin andar en círculos, y a velocidad de crucero». En 2006, Iluscar abrió sus nuevas instalaciones de carrocería, también en Rivas Vaciamadrid, en una nave nueva de la calle de Francisco de Quevedo.

 

Exposición de vehículos de Iluscar en la calle Electrodo de Rivas Vaciamadrid (2001)
Taller de carrocería de Iluscar en Francisco de Quevedo 2007

 

Al año siguiente, en 2007, la compañía registró su récord de ventas hasta hoy: 1.007 vehículos usados y 340 vehículos nuevos.

La campa de Iluscar en Rivas Vaciamadrid

Campa de vehículos de ocasión de Iluscar, en la calle de la Fundición, en Rivas Vaciamadrid (2002)

En 2008, ya con la crisis en ciernes, Iluscar abrió su ‘campa’ en el número 12 de la calle de la Fundición, en un momento en el que las ‘campas’ apenas se veían en nuestro país. «Viajé a Londres para ver las campas que se instalaban allí. Cuando volví, invertimos más de 300.000 euros en nuestra campa de la calle Fundición, en Rivas Vaciamadrid, y lo hicimos con un concepto nuevo: cada coche tenía que estar preparado para que el cliente llegara, lo probara y se lo llevara», explica González. Hasta allí se trasladó parte del negocio que aún permanecía en Madrid.

 

 

David González, hijo de José González, en el taller de Iluscar en 2005
Instalaciones de Iluscar VO en Rivas Vaciamadrid

 

Ya entrada la crisis, Iluscar vendió sus instalaciones del barrio de Fuencarral y las de Francisco de Quevedo, y abrió su nueva sede unos números más arriba de la campa, en la calle Fundición, número 20. De esta forma, todas las unidades de negocio de Iluscar —taller, vehículo nuevo Peugeot y servicio oficial de la marca, y vehículo de ocasión multimarca— quedaban centralizadas en el municipio ripense.

 

Inicio de las obras de las instalaciones de Iluscar en Rivas (calle Fundición)
Exposición Peugeot en Rivas Vaciamadrid, en 2015
Inauguración de las instalaciones de Iluscar en la calle Fundición, 20
Taller de Iluscar en Rivas Vaciamadrid, en 2015
Inauguración de las instalaciones de Iluscar en la calle Fundición, 20
Talleres de Iluscar en Rivas Vaciamadrid, en 2015
Taller de carrocería de Iluscar en la calle Fundición (2015)

 

La compañía fue sorteando la crisis a base de diversificar líneas de negocio: a día de hoy, Iluscar cuenta, además de sus más de 12.000 metros cuadrados de instalaciones, con sendos talleres por los que pasan más de 40 vehículos diarios, servicios de gestoría, alquiler de vehículos, alquiler de aparcamientos para vehículos (incluidas caravanas y autocaravanas). Y acaba de abrir, en 2020, sus nuevas instalaciones de Arganda del Rey, para convertirse también en el servicio oficial de Peugeot en el otro gran municipio del Sureste.

 

Iluscar Arganda cuenta, además, con taller Euro Repar, especializado en empresas de ‘renting’ y particulares, que ofrece tanto reparaciones de mecánica como de carrocería.

 

Más de 26.000 clientes

Hace poco, José y sus hijos, David y Daniel, que se sitúan junto a su padre al frente de la compañía, hicieron cuentas para saber cuántos clientes había atendido la empresa desde sus inicios: más de 26.000, sumando los compradores de vehículos y los clientes del taller. «El otro día vendí un vehículo a un cliente que me compró su primer coche en 1988», rememora González, que se acuerda incluso de aquel primer modelo, «un Ford Escort 1.600». «Después le vendí un Mégane, un Peugeot, después un Mitsubishi y luego, otro Mitsubishi más», recita de memoria. «Y podría contar varios casos como este. Muchos de nuestros clientes son absolutamente fieles: solo compran Peugeot, y no llevan el coche a reparar a otro sitio que no sea nuestro taller. Algunos compran otras marcas de vez en cuando, pero también nos traen todos sus vehículos para las revisiones, arreglos, etcétera», añade González.

El último desafío: la pandemia

Instalaciones de Iluscar en Arganda del Rey

Instalaciones de Iluscar en Arganda del Rey (©Fernando Galán)

El último gran desafío al que ha tenido que hacer frente Iluscar, con un cuarto de siglo a sus espaldas, ha sido la pandemia, que les sorprendió ultimando los preparativos para abrir sus instalaciones de Arganda del Rey. «Nuestro taller de Rivas Vaciamadrid no cerró ningún día. Cerramos las ventas que teníamos hechas antes del confinamiento, lanzamos una campaña ofreciendo mano de obra gratis para sanitarios, agentes de policía y otros servicios esenciales, y, aunque hubo gente que se tuvo que ir a casa, logramos facturar algo en aquellas semanas», relata. Y prosigue: «El 15 de junio teníamos a todo el personal, las 46 personas que trabajan con nosotros, fuera de ERTE. Eso sí, guardamos todas las medidas de seguridad frente al Covid y realizamos tests periódicos a la plantilla».

David González, Daniel González y José González, en las instalaciones de Iluscar de Rivas Vaciamadrid (©Fernando Galán)

David González, Daniel González y José González, en las instalaciones de Iluscar de Rivas Vaciamadrid (©Fernando Galán)

Iluscar afronta 2021 con sus instalaciones de Arganda del Rey recién abiertas y con la renovación de la marca de Iluscar VO, cuya campa de la calle Fundición, 12 de Rivas Vaciamadrid luce ya su nueva imagen, moderna y actual.

Instalaciones de Iluscar VO en Rivas Vaciamadrid

Instalaciones de Iluscar VO en Rivas Vaciamadrid (©Fernando Galán)

 

Además, estas instalaciones acogen ya  un nuevo servicio de alquiler de vehículos de la mano de Enterprise, gracias a un acuerdo entre ambas compañías.

 

Alquiler de vehículos Enterprise Rivas Vaciamadrid

Alquiler de vehículos Enterprise Rivas Vaciamadrid (©Fernando Galán)

El año del vigesimoquinto aniversario de Iluscar ha arrancado con una caída de ventas en el sector, debido a la pandemia y a la reciente subida de impuestos, pero González está convencido de que el segundo semestre será «mejor». Cuando vuelve la vista atrás, hacia la zona norte de Madrid y aquellas sillas de camping, González concluye que «ha merecido la pena». «Hemos creado puestos de trabajo. Somos una empresa consolidada, saneada y respetada, y considero que tenemos un prestigio a todos los niveles: con los clientes, con el resto del sector, entre el empresariado, en la ciudad. Creo que es para estar orgullosos», sonríe.

 

Otras noticias:

Josep Bassas e Iluscar, a por todas en una nueva edición del Rally de la Comunidad de Madrid

Peugeot aterriza en Arganda de la mano de Iluscar

 

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!