¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Trastero privado

Muchas personas tienen en propiedad trasteros a los que no les dan uso y por lo tanto deciden poner en alquiler para conseguir una rentabilidad sobre su inmueble. En este caso es conveniente realizar un contrato legal de arrendamiento. En este articulo te explicamos algunas cosas que debes de conocer si quieres realizar un contrato para el alquiler de trasteros en Madrid.

La importancia de firmar contratos de alquiler para trasteros

Mediante el contrato de alquiler el arrendador cede el inmueble para el uso y disfrute del arrendatario. Este tipo de contratos se realizan por escrito garantizando que los partes que intervienen en dicho contrato cumplen con las condiciones de este, siendo además base legal en caso de disputa.

En este tipo de contratos es conveniente firmar todas las páginas para evitar posibles falsificaciones. Además, sería interesante que cada una de las copias este debidamente compulsadas.

Si se utilizan representantes para la firma del contrato, sería necesario contar con un poder notarial que se añadirá al contrato. Y siempre ofrece un seguro contar con algún tipo de aval por posibles dificultades de pago.

Estructura de los contratos de alquiler

Como todo contrato se parte de una estructura fija, en la cual van incluidas las cláusulas obligatorias y aquellas cláusulas que se quieran añadir.

Lo primero que encontraremos en el contrato serán los intervinientes del mismo, que serían tanto el arrendador como el arrendatario, y los representantes y avalistas en caso que existieran.

El fragmento de comparecen, es la parte legal, en la que se pasa a describir la capacidad de cada interviniente para ejecutar el contrato. En el fragmento de manifiestan se indica el inmueble que el arrendador alquila al arrendatario, describiendo en detalle el trastero que se va a alquilar (Localización, superficie y características)

Entre las cláusulas generales del contrato podremos encontrar el importe del alquiler del inmueble, si el pago será por meses u otros tiempos, la fianza y la forma que se ha decidido para el pago de este.

Otras de las partes del contrato son la descripción del uso que se le va a dar al inmueble, evitando que el arrendatario le dé un uso distinto al acordado. Otra de las partes será la duración del contrato y las posibles prorrogas del mismo. Una cláusula importante es la del subarrendamiento, por lo que esto se debe de dejar claro en el contrato para evitar realizar este tipo de cesión de contrato en el caso que el propietario no quiera permitirlo.

Existen más cláusulas que se pueden añadir a los contratos de los trasteros en alquiler, pero son optativas y se incluirán en el caso de ser necesario. Algunos ejemplos son el derecho de adquisición que da preferencia al arrendatario en la compra del inmueble o los avales del contrato.

Otras noticias:

Rivas instalará alarmas sonoras en el punto limpio de la calle Fundición

Rivas Vaciamadrid cierra 2021 con un superávit de 15,7 millones

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!