¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Taller en Colegio María Isabel Zulueta

«¡Buenos días, Manuel!», «¡Buenos días, María!». En el Colegio María Isabel Zulueta de Rivas Vaciamadrid todos se conocen, todos se saludan con una sonrisa y el ambiente de cariño en el que se educa se respira nada más entrar y ver a Manuel en la recepción. Actualmente son 103 alumnos los que tiene este centro de educación especial, situado en el número 14 de la Avenida Manuel Azaña, que abrió sus puertas en 2010 con varias aulas y 70 plazas. «El centro surge por demanda de las familias, porque hacía falta un colegio de educación especial, en la zona ya que no existía ninguno. Después de mucha lucha, se consiguió«, recuerda Marta Lombardía, directora del colegio. 

El colegio María Isabel Zulueta ofrece a los alumnos toda la cobertura curricular y, al ser de educación especial, se les ofrece también  soporte en las áreas de comunicación y desarrollo motor. Para eso cuentan entre sus profesionales con fisioterapeutas y logopedas. «Trabajamos algo muy importante para nuestros alumnos, que es el desarrollo de la autonomía, y hay un equipo de auxiliares técnicos educativos que son los que son los responsables de desarrollar este aspecto», detalla la directora. El espíritu y el modelo de trabajo del centro es interdisciplinar: se trabaja por ‘grupos de apoyo’ y se abordan también los valores, las normas… «Todos trabajamos ‘el todo’ de cada alumno».

Las familias de este centro tienen mucha implicación en la vida escolar del alumnado, ya que se realizan planes individuales en los que se fijan objetivos sobre los que se va a trabajar, y por eso se mantienen reuniones frecuentes donde todo se evalúa y se coordina. «Tenemos alumnos desde 3 años hasta 21 años, que es cuando finalizan la etapa en el centro«. Es decir, «está la educación infantil, la educación básica obligatoria y la etapa de transición a la vida adulta, que ya prepara para entrar en un centro ocupacional. También hay algunos que después acudirán a centros de día o a una residencia», explica la directora.  Uno de los objetivos, aparte del desarrollo del alumnado, es también el bienestar y su calidad de vida. Y es que en el Colegio María Isabel Zulueta han conseguido generar un ambiente familiar y un trato muy personalizado. Además, «organizamos las ‘Escuelas de familia’, que son momentos de encuentro. Son varias sesiones: una de ellas es más formativa y el resto es de disfrutar de una jornada al aire libre juntos, alumnos, familias y profesionales», detalla la directora. 

Con respecto a las actividades extraescolares, se gestionan a través del AMPA, pero «este centro, por las particularidades que tiene, actualmente no cuenta con este tipo de actividades por falta de demanda de las familias», explica Marta Lombardía. «Partimos de que nuestros chicos tienen muchas actividades cuando salen del centro, porque siguen teniendo que mantener tratamientos de logopedia, fisioterapia, estimulación sensorial… Son tratamientos de refuerzo que hacen incompatible otro tipo de actividades, y luego si tienen hermanos la logística ya se complica aún más, porque no están en los mismos colegios», explica la responsable del centro.

El futuro de los Colegios de Educación Especial

La directora del Colegio María Isabel Zulueta recuerda que «el tema que siempre reclamamos es que nos regimos por una legislación de 1982, y llevamos muchos años persiguiendo que se revise la normativa relacionada con la educación especial, porque partimos de un modelo muy basado en lo asistencial, y sin embargo, hemos evolucionado hacia un modelo educativo, inclusivo, y la base legal no es acorde con la realidad de las aulas y de la educación especial hoy por hoy». Respecto a la ley que se ha estado debatiendo en los últimos meses en la Asamblea de Madrid, que planteaba la desaparición de centros de educación especial, como este colegio ripense, Marta Lombardía asegura que «siempre decimos que la inclusión es un deseo de todos para todos, pero lo que hay que entender es qué es la inclusión. Una cosa muy importante es que seamos realistas, e ‘incluir’ no es meter a todo el mundo en el mismo sitio, sino que cada uno esté en el sitio que necesita y tenga las atenciones que necesita para estar bien». Por último explica, basándose en su experiencia, que «no todos podemos hacer todo: eso es una utopia. Ese pensamiento solo genera frustraciones: por eso es muy importante conocer las capacidades de cada uno, no tanto las limitaciones, y trabajar para que esas capacidades se desarrollen al máximo», concluye.

Noticias relacionadas:

Educación anuncia que empezará a construir un nuevo colegio y un instituto en Rivas y terminará el colegio La Luna en 2020

Jornadas de puertas abiertas 2019 en los colegios, escuelas infantiles e institutos de Rivas

El plazo para solicitar plaza en los colegios se abrirá después de Semana Santa

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!