¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Yasmin Manji

Yasmin Manji

Concejala de Feminismos y Diversidad en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Han pasado 53 años desde aquella revuelta en Stonewall. Una rebelión contra una sociedad que no solo no reconocía a todas las personas, sino que las oprimían y perseguían por su orientación sexual y su identidad de género. Esa madrugada se alzó la voz contra lo injusto, fue la colocación de una primera piedra para avanzar hacia un camino de plena igualdad y libertad, independientemente de a quien se ame e independientemente de cuál sea nuestra identidad y nuestra expresión de género. Una reivindicación que llega hasta nuestros días en forma de celebración, cada 28 de junio, para recordar a quienes con su lucha conquistaron los derechos para el colectivo LGTBIQA+.

Desde entonces, muchos pasos se han dado para defender unos derechos que son también los de todas, todes y todos. Para que las personas LGTBI puedan vivir con el orgullo de ser quienes son y de amar a quienes quieran amar, sin prejuicios y sin tener que esconderse por miedo a ser rechazadas o agredidas. Sin embargo, hay quienes en pleno siglo XXI se empeñan en negar la realidad existente, la realidad de la diversidad, como ha sucedido con la imagen de un beso entre dos mujeres en una película de animación. Hay quienes con sus discursos de odio alimentan la LGTBIfobia, hasta tal punto de arrebatar una vida al grito de “maricón de mierda”.

Rivas es una ciudad que abraza la diversidad, pero no es ajena a lo que sucede a su alrededor. Desde hace ya seis años somos sede del LesGaiCinemad, el festival de cine con temática LGTBI más importante de habla hispana, cuyo fin es a través de la cultura también sensibilizar sobre la igualdad de derechos. Porque las ciudades deben de ser espacios seguros para todas las personas. Y tan importante es defender a diario los derechos en los barrios y en las calles como en los centros educativos, con proyectos y actividades que traten la diversidad sexual

Para ahondar en las diversas realidades y vivencias en nuestra ciudad, en 2020 iniciamos un proceso de diagnóstico participativo sobre la población LGTBI, en el cual surgió un grupo motor con el objetivo de orientar el diseño de futuras acciones y políticas públicas del municipio. Un ejemplo es el mapa sobre agresiones LGTBI en Rivas, que nos permitirá encaminar iniciativas que hagan de Rivas una ciudad más segura e igualitaria.

Es por ello que, un año más, este Orgullo ondearemos la bandera arcoíris y la trans en el balcón del Ayuntamiento, no solo como símbolo de la diversidad sexual, de respeto y de libertad, también desde el firme compromiso que tiene este Gobierno de seguir trabajando en políticas que combatan la discriminación y favorezcan la concienciación social para una efectiva transformación de la sociedad.

Además, el domingo 26 de junio, pondremos el nombre del Orgullo LGTBI a un parque del barrio centro que contará con un monumento contra la LGTBIfobia, donde podremos disfrutar de la música de Alicia Ramos. Sin duda, este Orgullo nos convoca a una semana reivindicativa, llena de actividades diversas, para vivirla con alegría y rebeldía, como la gran fiesta ciudadana que tendrá lugar este sábado, 25 de junio, a partir de las 17:00 horas, en las pistas deportivas del Parque de Asturias.

¡Nos vemos allí! Celebrando y reivindicando con Orgullo y no dejando que se dé ni un paso atrás en los Derechos LGTBI.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!