¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Panorámica de Rivas Vaciamadrid

Panorámica de Rivas Vaciamadrid (foto: Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid)

Información elaborada con la colaboración del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid estudia dar un paso más en su estrategia de ‘independizarse’ de las compañías eléctricas y convertirse en operador energético para que la ciudadanía pueda contratar la luz con independencia de las grandes operadoras. Así lo confirma a Diario de Rivas la concejala de Hacienda, Sira Rego, que matiza que de momento se está estudiando la viabilidad de esta segunda fase del proyecto.

Si se cumplen las previsiones, en pocos meses los ripenses que lo deseen podrán contratar la luz con independencia de las grandes compañías eléctricas. Esa es, al menos, la intención del Ejecutivo ripense, que ya dio un paso hacia la autonomía energética con la compra directa, sin intermediarios, de electricidad para abastecer los edificios y servicios municipales. «En su momento, calculábamos un ahorro del 20 por ciento de la factura de la electricidad, lo que suponía unos 400.000 euros al año; pero, después de los primeros meses de rodaje, estamos comprobando que, incluso, el ahorro es un poco más alto, de en torno al 23 o 24 por ciento«, explica Rego.

Los primeros en ‘enchufarse’ al proyecto fueron el auditorio municipal Pilar Bardem, el polideportivo Cerro del Telégrafo y los edificios de Alcaldía y Servicios Administrativos, en la plaza de la Constitución. En las próximas semanas, se sumarán a red que se abastece de la compra directa de energía los colegios públicos y varios puntos municipales de alumbrado que aún no lo han hecho.

Para poner en marcha la primera fase de este proyecto de autonomía energética fueron necesarios unos dos años de trabajo, durante los cuales hubo que calcular la cantidad de energía que consumía el Consistorio y, de esta forma, poder comprar lo que se iba a consumir sin riesgo de penalizaciones por exceso o defecto de consumo real. Para ello, fue necesario el beneplácito del Ministerio de Energía, que autorizó al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid a actuar como operador en las subastas.

Una vez que todo estuvo en orden, Rivas se convirtió en el tercer municipio de España —tras Avilés y Canfranc— que operaba como consumidor directo en el mercado de la energía, algo que colocó la ciudad en el foco mediático y provocó una avalancha de solicitudes de información por parte de municipios de todo el país, que veían en la iniciativa un modelo pionero a seguir para ahorrar miles de euros anuales. Rego recuerda que el dinero que se deja de gastar en la factura eléctrica revertirá en inversión social, siempre cumpliendo con las exigencias que el Ministerio de Hacienda impone a los municipios.

En estos momentos, y tras unos primeros meses en los que todo ha funcionado «según lo previsto, incluso un poco mejor en términos económicos», el consistorio ripense se encuentra recabando datos para valorar la posibilidad de ofertar la electricidad a la ciudadanía del municipio, mediante una fórmula que de momento se encuentra en fase de estudio, «si puede ser, un poco más barata» que las comercializadoras ‘tradicionales’, «y sobre todo con más transparencia y sencillez» que en el mercado actual. Eso sí: ante todo, advierte Rego, el proyecto ha de ser viable en términos económicos y de recursos, para lo cual hay que valorar aún el número de contrataciones necesarias para hacerlo sostenible, entre otras muchas variables.

Otras noticias:

Rivas se ‘independiza’ de las eléctricas

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!