¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Janette Novo

Janette Novo

Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

El futuro de Rivas no se concibe sin un urbanismo ordenado y sostenible, que compagine el crecimiento con la calidad de vida, sin dogmatismos ideológicos que cierren la ciudad, como hace este gobierno municipal formado por todas las izquierdas.

La crisis económica y la incertidumbre internacional es una percha para apostar por la ciudad productiva, con una estrategia de desarrollo económico, dando facilidades a las empresas que tienen riesgos y dificultades. Esa es la condición necesaria para crear o mantener el empleo.

El próximo gobierno municipal, el que salga de las elecciones municipales del 28 de mayo, deberá tener siempre en cuenta el bienestar de las familias y el derecho de las siguientes generaciones a vivir en la misma ciudad en la que lo hicieron sus padres. Y eso es lo que el PP de Rivas va a preservar siempre.

Rivas debe ser una ciudad abierta y próspera, una ciudad que crece y se desarrolla. Nosotros no queremos una Rivas cerrada y controlada ideológicamente por un gobierno sectario que improvisa de manera irreflexiva en contra de los intereses de sus ciudadanos, como ha ocurrido con un carril bici que dificulta y ralentiza nuestra movilidad o con una suspensión de las licencias urbanísticas que nos empobrece y que expulsa de la ciudad a nuestros jóvenes.

De los mismos autores del cierre de la ciudad, de la paralización de las licencias de construcción y de los nuevos carriles bici, nos llega la visita al municipio de Juan Lobato, secretario general del PSOE madrileño y el candidato que presentan a la Comunidad de Madrid, que paradójicamente viene a Rivas para hablar de vivienda y de ayuda a los jóvenes cuando su partido ha cercenado la posibilidad de que nuestros hijos puedan quedarse a vivir en este municipio. ¿No le han explicado sus compañeros socialistas ripenses, los del welcome refugees, que desde julio de 2021 ellos han paralizado las licencias para que no puedan venir nuevos vecinos a Rivas? ¿no le han contado que con esta decisión van a expulsar a nuestros jóvenes del municipio?

Juan Lobato viene a Rivas a hacer gala de la demagogia a la que nos tienen acostumbrados y desde aquí le pide a la presidenta Ayuso que complemente con 100 euros el bono joven de alquiler del Gobierno de España. Pero resulta que precisamente es Sánchez quien impide aumentar la cuantía del bono de alquiler joven. Parece que el candidato a la Comunidad de Madrid ignora que el Real Decreto 42/2022 que regula el Bono Alquiler Joven y el Plan Estatal para el acceso a la vivienda 2022-2025, establece que este bono no se podrá compatibilizar con ninguna otra ayuda que, para el pago del alquiler, puedan conceder las comunidades autónomas, las entidades locales o cualesquiera otras administraciones o entidades públicas.

Las bases regulatorias de este programa establecen que no se considerarán afectados por la incompatibilidad de las ayudas, las personas beneficiarias especialmente vulnerables, pero no deja claro quiénes son para poder aplicarlas.

Es obligatorio que todas las autonomías aporten al menos un 10% a las ayudas al alquiler a jóvenes en el marco del Plan Estatal de Vivienda. La Comunidad de Madrid cumple pues en el Plan 2018-2021 aportó en torno al 20% de los fondos destinados a las ayudas al alquiler a jóvenes, el doble de lo que exige la ley. Además, amplió en 29 municipios los límites máximos establecidos por el Gobierno central y entre estas localidades está Rivas Vaciamadrid.

Una pena que quien aspira a ser presidente de la Comunidad de Madrid desconozca las incompatibilidades establecidas en un Real Decreto del gobierno que sustenta su partido y venga a nuestro municipio a prometer lo que no va a poder cumplir.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!