¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Urbanización de la calle Mary Shelley donde han sido ocupadas dos viviendas

Urbanización de la calle Mary Shelley donde han sido ocupadas dos viviendas (foto: Google)

Las personas que residen en una urbanización situada en la calle Mary Shelley, una vía tranquila del barrio de La Luna de Rivas Vaciamadrid, se están movilizando por la ocupación el pasado jueves 25 de noviembre de dos pisos contiguos. «Tenemos miedo, vamos a intentar distintas acciones para que se marchen«, dice una vecina. “Es una situación muy desagradable”, reconoce otro de los vecinos con los que ha contactado Diario de Rivas.

Banner Guisos con Recuerdos Ayto
Banner Ayuntamiento abril 2022
Somallao Día de la Madre

Cuentan los vecinos que dos familias con niños y niñas han ocupado dos pisos situados en la primera planta del número 10 de la calle Mary Shelley. Ambas viviendas estaban en la actualidad deshabitadas, aunque la propietaria de una de ellas acudía allí de manera habitual los fines de semana.

Denuncian los vecinos de la urbanización que las personas que han ocupado las dos viviendas ya han causado daños en algunas zonas comunes. «Han roto cerraduras, porque no tienen llaves para poder entrar, y han tirado pintura en los ascensor«, dice una vecina. Reconoce además que los vecinos están intranquilos porque en las últimas horas «han estado merodeando por aquí otras personas, probablemente con la intención de ocupar ilegalmente más viviendas«. «Y el consuelo es que son pacíficos», puntualiza otro testimonio.

Vía judicial abierta

Una vez que las dos propietarias fueron conscientes de la ocupación de sus viviendas, interpusieron las correspondientes denuncias en el Juzgado de Arganda, según confirman hasta tres vecinos diferentes, que aseguran además que se han personado en los últimos días tanto la Guardia Civil como la Policía Local. «Solamente durante el fin de semana lo habrán hecho unas diez o doce veces», cuenta una vecina. «Pero no pueden hacer nada porque la ley les protege, ya que considera que es su casa una vez pasan 48 horas desde la ocupación», explica otra.

Por su parte, fuentes municipales indican que la Policía Local está al corriente de la situación y que, de hecho, la Guardia Civil ha abierto diligencias al respecto.

De momento, salvo que las personas que ocupan las dos viviendas decidan abandonarlas por decisión propia, la única solución pasa por la vía judicial, pero las personas residentes están muy preocupadas porque son conscientes de que la celebración del juicio no será inmediata. «Es una situación muy difícil, como empiecen a ocupar pisos estamos perdidos porque está gente no sabe convivir», se lamenta una vecina. «No hay derecho a que se metan en casa de unas propietarias y que encima les paguen la luz, el agua y la hipoteca…. Estamos consternados», concluye otra.

Otras noticias:

Hacia una solución para la Cañada Real: cinco millones para realojar a familias vulnerables

Seis meses para pensar Rivas: calendario y actividades del proceso de participación

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!