¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Bernardo González

Bernardo González

Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

En las últimas semanas, el Ayuntamiento de Rivas ha dado luz verde a unos nuevos parques infantiles en el bulevar de la avenida Aurelio Álvarez, una zona moderna, repleta de familias y de viviendas de última generación. A simple vista, una buena noticia para el municipio, sobre todo, por la llegada de nuevos equipamientos para los ripenses.

Nada más lejos de la realidad: estos parques no son accesibles para todos los vecinos. Los parques recepcionados por el actual equipo de Gobierno carecen de accesibilidad para personas con diversidad funcional.

La idea principal de IU-Equo-Más Madrid no incluía unos columpios accesibles, algo que desde Ciudadanos ya denunciamos la pasada legislatura, esperando que se solucionara esta cuestión. Sin embargo, nuestra sorpresa ha sido mayúscula cuando hemos visto que solo se ha adaptado el 50% de los parques.

A nuestro entender, esto provoca la segregación de los niños según sus capacidades o a los acompañantes de estos, otros grandes olvidados y damnificados por decisiones como esta. También se olvida que el parque es un lugar donde educar, donde enseñar a nuestros hijos que todos somos iguales dentro de nuestras diferencias y donde se deber fomentar la relación afectiva entre ellos.

Podríamos pensar, vistos los hechos, que la accesibilidad y la plena inclusión le da igual al equipo de Gobierno, pero no es del todo cierto, al menos de cara a la galería. Si analizamos los hechos, ya en 2014 el alcalde, Pedro del Cura, garantizó a las familias del municipio que estudiaría propuestas para hacer los parques adaptados e inclusivos.

En 2016, se comprometió, mediante Declaración Institucional, a crear zonas recreativas inclusivas con columpios adaptados a todas las edades y capacidades físicas. Todo ello son meros anuncios que no han encontrado ‘buen puerto’. Mientras, se han construido cientos de viviendas desde el Ayuntamiento que incluían zonas ajardinadas con columpios, pero alguien olvidó asegurar que fueran accesibles para la totalidad de los niños y padres.

Al final se trata de gestionar correctamente los recursos que tenemos: es evidente que en unos años habrá que reformar los parques que no sean accesibles y en ese momento tendremos que gastar dinero de todos en adaptar las zonas públicas que se entregaron por los constructores sin adaptar.

La forma de hacer política de Ciudadanos (Cs) es distinta. Nosotros somos partidarios de resolver los problemas, no dejar que se enquisten y negociar para mejorar el municipio en el que viven nuestros vecinos. En Ciudadanos actuamos así cada día, tratando de alzar los problemas y dar soluciones. Por ejemplo, el pasado 8 de octubre, cuando Ignacio Aguado recibió a Pedro del Cura y a nuestro portavoz en la sede de la Vicepresidencia de la Comunidad, para contarles los avances que hay en el problema de Cañada Real.

Por eso, hemos hecho una propuesta para que, progresivamente, se adapten el 100% de los parques y que se prohíba todo aquel que no sea completamente adaptado. Nosotros creemos en los hechos, no en la palabrería y las falsas promesas. Esto es política útil: hacer realidad las peticiones de la gente, escuchando, llegando a acuerdos, encontrando soluciones en todos los escalones de la administración.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Planeta Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!