¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Antonio Sanz

Antonio Sanz

Concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Desde hace años viene siendo costumbre que en los edificios y sedes municipales de nuestro municipio se impartan clases, charlas y coloquios con el único objetivo de promover la ideología marxista-comunista, en línea con la representada por el Gobierno Municipal.

Ello sirve, de paso, como adoctrinamiento para nuestros jóvenes, fomentando una trasnochada lucha de clases transformada en la actualidad en lucha de géneros y contra los valores y tradiciones que representa la historia del mundo occidental basada en la Cruz y Roma.

«La conquista del poder cultural es previa a la del poder político, y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados ‘orgánicos’ infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios”. Estas palabras del filósofo, periodista y político italiano Antonio Gramsci, ideólogo del moderno marxismo cultural, es la muestra más clara de las intenciones y finalidad de todos estos eventos que se realizan habitualmente en Rivas con lo que se pretende adoctrinar y enaltecer ideologías caducas, liberticidas y responsables de millones de muertos a lo largo la historia.

En los últimos meses, como muestra de lo que sucede desde hace años, hemos sido «obsequiados» por nuestro Ayuntamiento con el Festival Coñumor, Chochocharlas, Fiestas de la República y la Fiesta del PCE. A ellos añadimos otros actos como escraches de la organización de extrema izquierda Frente Obrero a partidos políticos o acciones como la llevada a cabo por unos jóvenes que cambiaban del mástil del Instituto Antares la bandera nacional constitucional por la republicana tricolor.

Pero, sin duda, lo que más me ha llamado la atención de las Jornadas Antifascistas celebradas el pasado 26 de octubre fue una charla del abogado Daniel Amelang titulada ‘Qué hacer en caso de detención’. Este letrado, que suele representar a miembros de las CUP (organización antisistema y antiespañola de extrema izquierda), defiende a activistas violentos que cometen delitos como los que hemos visto estos días por las calles de Barcelona. Dicho lo cual, he aquí mi gran preocupación de que personajes como el señor Amelang instruya a jóvenes de nuestro municipio en guerrillas callejeras. Algo que también pudimos ver en la Plaza de Callao de Madrid en una manifestación en contra de la sentencia del Tribunal Supremo por el golpe de Estado en Cataluña.

Por eso solicito a través de esta tribuna al actual equipo de Gobierno, o al que esté por venir, que los espacios municipales dejen de ser utilizados para el adoctrinamiento de nuestros jóvenes en ideales caducos y sean usados para promocionar valores de concordia, de estudio para la formación en emprendimiento y el fomento del espíritu de superación, para que estén bien preparados de cara al futuro que les espera.

¡Viva España!

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!