¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Beatriz Sobrino

Beatriz Sobrino

Portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

En estos días hemos vuelto a hablar sobre la conexión de Rivas Vaciamadrid con la M-50, un proyecto que, como ya hemos dicho en muchas ocasiones, creemos necesario para mejorar tanto la conectividad de nuestro municipio como la movilidad de los viales interiores de nuestra ciudad. Hemos apoyado siempre al equipo de gobierno en las diferentes negociaciones que han llevado a cabo con el Ministerio de Fomento, pero apoyar no significa hacer seguidismo ciego.

La postura de Fomento hasta la fecha era que estaba dispuesto a autorizar el proyecto, siempre y cuando cumpliera con la normativa vigente, pero no a financiarlo, porque, según argumentaban, legalmente no podían hacerlo en virtud de la orden 3317/2010: “el ministerio no puede financiar obras derivadas de desarrollos urbanísticos, polígonos industriales y similares”.

La financiación de la conexión siempre ha sido un escollo, no es nuevo: el Ministerio de Fomento nunca, y han gobernado los dos grandes partidos, ha querido hacerse cargo del coste de la obra.

Por eso, a pesar de que reiteradamente se hablaba de que la solución era tener partida presupuestaria en los Presupuestos Generales del Estado, la experiencia nos venía demostrando que no era así. Dicha partida llegó a existir durante gobiernos tanto del PSOE como del PP, eso sí, en cantidades ridículas para el coste que supone la obra, sin que se moviera absolutamente nada.

El mismo PSOE que enmendaba los presupuestos del PP solicitando habilitar partida para el enlace es el que hoy no la incluye en los suyos. ¿Por qué? El mismo PP que durante años se ha negado a incluir partida, y que da por medio de Fomento la respuesta de “no puedo financiarlo legalmente”, hace unos días anuncia que apoyaría la inclusión de la partida. ¿Por qué?

Otro aspecto era el estado del proyecto: tan solo tenemos elaborado un estudio de viabilidad, que Fomento, de momento, no ha informado favorablemente. En el momento en que lo haga, si lo hace, nosotros tenemos algunas dudas de aspecto técnico y normativo: habría que presentar proyecto de trazado y posteriormente proyecto constructivo para que fuera posible la licitación de obra pública, y eso lleva años.

Es nuestra obligación, no solo trabajar por los vecinos, sino hacerles partícipes del estado real de los asuntos. Todas estas consideraciones pretendíamos hacerlas en el pleno pasado, pero la retirada del orden del día de la moción presentada por el equipo de gobierno, en la que no se acordaba otra cosa que continuar con las negociaciones, nos lo impidió. Moción que, como ya he repetido en varias ocasiones, habríamos votado favorablemente y que, por lo tanto, habría sido aprobada por el pleno por unanimidad.

En los últimos días parece haberse producido un cambio de criterio tras unas líneas en un comunicado de prensa del gobierno, en las que, por cierto, culpan al municipio de los retrasos, parece que Fomento asumirá su financiación.

Sin embargo, para que sea una realidad, ha de firmarse un convenio de colaboración que, de momento, ni se ha producido ni tiene fecha prevista; de hecho, parece que ni siquiera ha habido reunión con Fomento. Por lo tanto, mantenemos cautela ante estas nuevas informaciones.

Si finalmente el acuerdo llega a materializarse nos alegraremos enormemente; será un gran paso para el municipio. Mientras tanto, seguiremos nuestra línea de actuación, trabajando e informando a los vecinos de los avances.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!