¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas, y Pilar Gabina, consejera delegada de la EMV, junto a miembros de las asociaciones La Corrala, Cosmos y Taray.

Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas, y Pilar Gabina, consejera delegada de la EMV, junto a miembros de las asociaciones La Corrala y Cosmos.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas, mantiene firme el impulso del programa de alojamientos colaborativos Cohabita Rivas, una iniciativa dirigida a personas mayores que desean llevar a cabo comunidades participativas. En los últimos días, el Ayuntamiento de Rivas y la EMV, con Aída Castillejo y Pilar Gabina al frente, alcaldesa de Rivas Vaciamadrid y consejera delegada de la empresa pública respectivamente, se reunieron con las entidades bancarias interesadas en el proyecto para encontrar vías de financiación para la construcción de los tres proyectos habitacionales que conforman Cohabita Rivas.

La consejera delegada de la EMV, Pilar Gabina Alonso, se mostró muy optimista tras la reunión mantenida con las entidades bancarias. «Hemos recibido el interés de varias bancarias que están interesadas en la iniciativa y dispuestas a colaborar», explicó tras la reunión. Alonso también se muestra «encantada» con la colaboración e involucración en el proyecto por parte de las tres asociaciones, y está expectante porque puedan completar el proceso de constitución de las cooperativas sociales. Este paso es imprescindible para que se pueda proceder a la cesión de terreno dotacional a las tres asociaciones, tres parcelas municipales situadas en el barrio de La Luna, en la calle de la Princesa Wallada, número 3, y en la calle de Guillermina Medrano 51 y 53.

Por su parte, la alcaldesa de Rivas, Aída Castillejo, destaca el carácter pionero de Cohabita Rivas. «Una vez más, en Rivas volvemos a ser pioneras en cuanto al modelo de cesión de una parcela municipal de uso dotacional para que Cohabita Rivas sea una realidad. […] Mientras la Comunidad de Madrid obvia a las personas mayores, por ejemplo negándose a construir una nueva residencia pública en una parcela que hemos cedido desde el Ayuntamiento, este Gobierno local sigue demostrando su implicación con un sector de la población cada año más numeroso»», asegura.

La primera edil pone en valor el compromiso y el trabajo vecinal. «Sin la labor de muchas vecinas y vecinos que están trabajando a diario en esas nuevas cooperativas esto tampoco sería posible«, dice. «Rivas siempre ha sido una de las ciudades más jóvenes, pero, al final, todas crecemos y las formas de hacerse mayor también cambian. Cohabita Rivas viene a dar respuesta justamente a eso», afirma Aída Castillejo, que pone en valor el compromiso y el trabajo vecinal. «Sin la labor de muchas vecinas y vecinos que están trabajando a diario en esas nuevas cooperativas esto tampoco sería posible», dice.

A la par que el Ayuntamiento, a través de la EMV, continúa acompañando a las asociaciones para que el proyecto municipal de ‘cohousing’ sea una realidad, las tres asociaciones hacen lo propio en su constitución como cooperativa, y en su cohesión, tanto interna como de grupo, ya que las tres van alineadas en este camino que recorren juntas. Actualmente, La Corrala ya no dispone de plazas libres para poder unirse a su comunidad, y sí quedan todavía algunas plazas disponibles en Cosmos y Taray, de manera que las personas interesadas pueden ponerse en contacto con dichas asociaciones y sumarse a tiempo a Cohabita Rivas.

A la conclusión de la citada reunión con las entidades bancarias celebrada a finales de marzo acudieron in situ a las parcelas municipales donde se levantará Cohabita Rivas la alcaldesa de Rivas, Aída Castillejo, la consejera delegada de la EMV, Pilar Gabina Alonso, y miembros de las asociaciones vecinales. Debajo del cartel recién colocado por el Ayuntamiento, se hicieron una foto de familia.

Miembros de La Corrola, Cosmos y Taray, en una de las parcelas del proyecto Cohabita Rivas, junto a Aída Castillejo y Pilar Gabina.

Miembros de La Corrola, Cosmos y Taray, en una de las parcelas del proyecto Cohabita Rivas, junto a Aída Castillejo y Pilar Gabina (foto: Diario de Rivas).

Cronología de Cohabita Rivas

El Proyecto que Rivas Vaciamadrid ha impulsado y que gestiona la EMV apuesta por una evolución del propio modelo de cohousing, donde la participación es el eje vertebrador del mismo, pero donde esta no se inscriba solo en el ámbito de sus promotores y protagonistas, sino que se abre al barrio mediante servicios comunitarios.

Esta es una de las señas de identidad propias de Cohabita Rivas, la integración con el entorno. Todo el sistema de formación y maduración de los grupos gira en torno a la actividad cooperativizada, que es la creación sólida de un ‘Espacio de Relaciones’, el más importante de cuantos conforman Cohabita Rivas. Subordinados a él están el “Espacio Físico” (el edificio), el “Espacio de Servicios” (el Plan de Acción Social) y el ‘Proyecto Social’, que se ponen al servicio del citado “Espacio de Relaciones” en pos de la convivencia.

En todo el proyecto Cohabita Rivas, el Ayuntamiento de Rivas, a través de la EMV, juega un papel decisivo en distintos ámbitos.

Por un lado, el Ayuntamiento aporta la cesión de las parcelas públicas de carácter dotacional, cuyo canon anual será compensado con los servicios que presten las cooperativas de servicios. Este está definido en el Proyecto Social (PS) al que deben dar forma junto al Plan de Acción Social (PAS), ambos condiciones ineludibles de este proyecto municipal para las asociaciones vecinales que forman parte de él.

Una de las tres parcelas del barrio de La Luna que el Ayunto de Rivas cederá para el proyecto Cohabita Rivas

Una de las tres parcelas del barrio de La Luna que el Ayunto de Rivas cederá para el proyecto Cohabita Rivas (foto: Diario de Rivas).

Pero no solo aporta el suelo el Ayuntamiento, sino que a través de la EMV acompaña todo el proceso desde su presentación en febrero del 2019 gracias a un acuerdo firmado entre la EMV y los profesionales de la asociación Jubilares, el colectivo Microurbania y la asociación Ingenieros Senior Caminos.

Esta colaboración se ha plasmado en la organización de cinco talleres colectivos que sirven para asesorar y acompañar a las asociaciones vecinales interesadas desde su creación. Son talleres de trabajo indispensables en el desarrollo de Cohabita Rivas, ya que sirven, entre otros muchos aspectos, para cohesionar los grupos embrionarios, dar forma al citado Protecto Social, para diseñar las normas de régimen interno o para participar en cuestiones prácticas de cada comunidad, como sus espacios, la accesibilidad, su relación con el barrio o su enfoque medioambiental.

Entre medias de todo este trabajo de asesoramiento y de acompañamiento continuado a través de los talleres, en noviembre del año pasado, el Ayuntamiento de Rivas público las bases del concurso para la selección de iniciativas vecinales por asociaciones vecinales sin ánimo de lucro integradas en asociaciones con sus correspondientes Proyectos Sociales. El concurso finalizó con la adjudicación del orden de prioridad en función de los puntos conseguidos por cada asociación, siendo la mejor valorada la iniciativa de Cosmos, con 84 puntos, por delante de La Corrala, con 80,8 puntos, y de Taray, que obtuvo 72,1 puntos.

En este momento, una vez que el Pleno Municipal declaró el proyecto de interés social por unanimidad, paso imprescindible para la cesión del suelo dotacional, los adjudicatarios están en el proceso de constitución de su cooperativa de servicios en función a la nueva ley de Cooperativas de la Comunidad de Madrid. Explica la EMV que los estatutos deben incluir el codiseño del proyecto de las infraestructuras de la cooperativa de servicios con su correspondiente presupuesto económico y plan de viabilidad durante todo el proceso de prestación de servicios. Este trabajo debe ser realizado de forma autónoma por los adjudicatarios de Cohabita Rivas, cuyos socios y socias sufragarán el coste de la construcción de los edificios —con 30 viviendas cada uno— según el diseño elaborado por ellos mismos.

“Este Ayuntamiento es consciente del impulso y la dificultad que el proyecto Cohabita Rivas tiene por la dimensión y la repercusión social que tendrán estas comunidades para generar una innovación sostenible, centrada en la persona, sus derechos fundamentales y su dignidad, que no pueden desaparecer por el hecho inevitable de envejecer. Las personas mayores no son una carga, sino un activo social, y de ahí que consideremos estas iniciativas de interés general sean apoyadas por las instituciones públicas”, concluyen desde el Ayuntamiento de Rivas y la EMV.

Miembros de Taray, en la parcela de Cohabita Rivas

Miembros de Taray, en la parcela de Cohabita Rivas (foto: Taray).

Un legado para Rivas

Los miembros de las tres asociaciones adjudicatarias del proyecto Cohabita Rivas mantienen la ilusión intacta por un proyecto que son conscientes del legado que supondrá para la ciudad de Rivas. “Este es un proyecto que no hacemos solo para nosotros, sino que va a quedar, y por eso es muy importante que salga bien”, señala Marina, de La Corrala.

La ilusión es el motos de las tres asociaciones involucradas en Cohabita Rivas. “Tenemos muchas ilusiones en este proyecto que hacemos también por todos los que viene detrás. El recorrido es largo, les debemos los que no llevamos desde el principio en él mucho a los veteranos, y vamos a conseguir nuestro objetivo. Vamos muy bien”, dice Benilde, presidenta de Taray.

“Lo estamos viviendo con mucha ilusión y muchas expectativas. Lo que queremos es agilizarlo y que salga cuanto antes, para nosotros es una prioridad”, señala Marina, de La Corrala. “En este momento estamos movidos por un nuevo impulso gracias a haber estado trabajando tanto en la constitución de la cooperativa”, reconoce Marisa, de Cosmos. “Vemos un horizonte que antes costaba ver porque todo va muy avanzado, con la cesión del terreno y la constitución de la cooperativa en breve”, añade Paco, La Corrala. “Se va progresando y vamos poniendo ‘ladrillitos’, así que es igual de ilusionante que siempre pero vemos que se está reflejando el trabajo”, dice José Luis, de Cosmos.

Para las tres asociaciones, su cohesión como grupo es prioritaria. “Desde el punto de vista de Taray, es fundamental, porque el proyecto no solo es nuestro, sino de las tres asociaciones. Cuantos más seamos y más juntos vayamos, más aportamos y será mucho mejor para todos, así que tenemos muy buena relación y nos entendemos”, afirma Benilde, de Taray.

“En nuestro grupo estamos trabajando en esa cohesión entre los miembros de la asociación pero al mismo tiempo tenemos que ser capaces de seguir cohesionándonos los grupos porque vamos a convivir todos, y nos parece fundamental, por eso, la cohesión”, concluye José Luis, de Cosmos.

Otras noticias:

Un paso más hacia Cohabita Rivas: formación para el cuidado mutuo, la convivencia y la gobernanza

El proyecto de ‘cohousing’ Cohabita Rivas, declarado de interés social

MÁS  El Pleno de Rivas aprueba una declaración institucional para adaptar aseos públicos para las personas ostomizadas
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!