¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Recogida de cacas de perro en Rivas Vaciamadrid

La empresa municipal de servicios Rivamadrid prevé cerrar el presente año 2020 con cerca de 6,5 toneladas de excrementos caninos recogidos de las calles de la ciudad, un dato que habla a las claras de la necesidad de seguir pidiendo la colaboración vecinal en este sentido. Se trata de un dato revelador, teniendo en cuenta que se obtiene únicamente a partir de los datos del equipo de Rivamadrid que se dedica a recoger las excretas caninas, sin contar con las deposiciones recogidas en el barrido normal de aceras y de jardinería.

La estimación de Rivamadrid para el presente año supondría, no obstante, una considerable reducción en relación a los 7.835 kilos de excretas que fueron recogidos en 2019, si bien sigue siendo muy superior a los 3.290 que se contabilizaron en 2018.

La situación, por tanto, sigue siendo preocupante para los responsables de la empresa pública, que pese a la labor específica de Rivamadrid en este sentido siguen notando cómo desde los propietarios de mascotas es necesaria una mayor concienciación para paliar en la medida de lo posible un problema higiénico, sanitario y estético.

De hecho, desde la empresa recuerdan que las heces caninas “además de afear la ciudad, pueden representar un peligro para la salud pública”, y detallan que “a pesar de que se han realizado múltiples campañas de sensibilización en la ciudad, la situación no mejora”.

Rivamadrid pone de este modo el foco en “algunos dueños de animales” incívicos, que obligan a afrontar una problemática que requiere “considerar todas las normativas vigentes, los aspectos relativos a la salud pública, sopesar la voluntad política real de encontrar soluciones y finalmente desarrollar un proyecto que logre modificar las malas actitudes de algunos dueños de mascotas”.

Ciudad Amiga de los Animales

Rivas es Ciudad Amiga de los Animales desde que en mayo de 2015 se aprobara la Ordenanza Municipal reguladora de la tenencia y protección de los animales domésticos y de compañía.

Dicha ordenanza fue una de las primeras en España en recoger los derechos de los animales y de los propietarios. En ese documento se recogen todas las obligaciones que conlleva la tenencia de animales de compañía, y detalla la necesidad de identificarlos y censarlos, los controles sanitarios a los que deben someterse y las infracciones de aplicación en caso de incumplimiento, entre ellas la no recogida de los excrementos en las zonas de uso público o común.

Enfermedades

Rivamadrid subraya que las deposiciones caninas pueden transmitir bacterias, virus y parásitos. Algunos de estos elementos permanecen en el terreno aún después de que la lluvia y el sol hayan disipado las heces. Hay algunos huevos de parásitos que flotan en el ambiente y que pueden ser absorbidos por una persona al respirar. Sumado a esto, algunas enfermedades parasitarias son crónicas, por lo que pude darse el caso de que un niño ingiera huevos y se enferme de adulto o después de muchos años.

El centro de control de enfermedades presenta una lista con más de 100 enfermedades que pueden transmitirse entre animales y personas, entre ellas se cuentan al menos 11 que pueden contagiar los perros y entre estas últimas, 8 pueden transmitirse sin necesidad de tener acceso al animal enfermo, sólo por entrar en contacto con sus heces.

Además del riesgo para la salud los excrementos en lugres públicos son estéticamente molestos y representan una afrenta directa contra los derechos de otras personas sobre el uso de esos espacios, hay parques y plazas donde los niños no pueden jugar tranquilos, sin estar pendientes de esquivar las cacas; o donde es imposible sentarse en la hierba para disfrutar de un picnic.

Sensibilización

En la empresa municipal se ha dedicado personal y un vehículo específico a la recogida de excretas. Se han diseñado recorridos para vaciar las papeleras caninas y se realizan ‘paseos de limpieza’ y recogida por las distintas zonas de la ciudad.

Rivas ha impulsado, desde el año 2015, al menos cuatro campañas de sensibilización sobre este particular, en todas ellas recogiendo información sobre las multas que pueden imponerse a los infractores, si bien “no ha habido resultados significativos”.

Por todo ello, desde la Rivamadrid buscan “un diálogo con todos los vecinos y vecinas, que nos permita encontrar nuevas fórmulas de convivencia y respeto”, para posteriormente definir un plan de trabajo y consensuarlo en el seno de la empresa antes de ponerlo en marcha con un claro objetivo: sensibilizar, concienciar y mentalizar a los dueños de mascotas de su responsabilidad y de la imperiosa necesidad de recoger las deposiciones de sus perros de la vía pública.

Otras Noticias

Rivamadrid continúa combatiendo el Covid-19 con desinfecciones y limpiezas por todo Rivas

Así funcionan los servicios de Rivamadrid en tiempos de coronavirus

Boletín de Rivamadrid: todo lo que debes saber para hacer un Rivas más sostenible, a un clic

Galería: Rivas en imágenes

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!