¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Punto Limpio de la Calle Fundición

Punto Limpio de la Calle Fundición (©Diario de Rivas)

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid compró el 20 de diciembre una parcela de 6.227 metros cuadrados a la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) que se había comprometido a adquirir en 1989 y en la que había construido numerosas dependencias municipales, sin tener la propiedad del suelo.

Según el informe elaborado por los servicios municipales, la historia de esta parcela se remonta a los años 80 del siglo pasado. El Ayuntamiento de la época se instaló sobre una parcela de 6.227 metros cuadrados donde construyó dependencias como la nave de mantenimiento del Ayuntamiento, el punto limpio y el centro de recogida de animales Los Cantiles. En el Catastro, dicha parcela era de titularidad municipal, aunque la propiedad era de Sepes. La anomalía fue detectada en la segunda mitad de esa década y reconocida en varios informes del Ayuntamiento, hasta que, en 1988, la propia empresa pública, dependiente del Ministerio de Fomento, ofreció al municipio la venta del terreno por valor de 19.134.326 pesetas. Así, la comisión de Gobierno de 10 de febrero de 1989 acordó la adquisición de la parcela, a condición de contar con una partida presupuestaria específica con la entrada en vigor de los presupuestos de ese año. Esa compraventa nunca se produjo y el asunto quedó olvidado por las siguientes corporaciones.

Pero el 10 de octubre de 2015 llegó al registro municipal un escrito de Sepes en el que se avisaba de la solicitud de alta de titularidad por dicho suelo. La Concejalía de Hacienda consultó al Catastro y confirmó que, a pesar de que la parcela figuraba como de su titularidad, la propiedad era de la entidad de suelo público. Sepes estaba regularizando esta situación, que se repetía en varios municipios por toda la geografía nacional. Según explicó el entonces concejal de Hacienda, Curro Corrales, ambas partes afectadas negociaron una solución. El Ayuntamiento ofreció actualizar la cantidad con el IPC, y Sepes, con el valor de mercado actual de los terrenos (2,5 millones de euros, impuestos incluidos). Finalmente, en noviembre de 2016 se acordó pagar el valor catastral de 2016 de los suelos, unos 700.000 euros más IVA.

El caso se llevó al Pleno del mes de febrero de 2017 para la aprobación inicial de una modificación de crédito, detrayendo cantidades al pago de deudas con el Consorcio Regional de Transportes y el contrato de suministro de aguas. Corrales argumentó que se trataba de un problema heredado que había que solventar para evitar su judicialización e hizo un llamamiento a la responsabilidad de los grupos del arco municipal.

Un “fantasma del pasado”

El portavoz de Rivas Puede, José María Álvarez, describió el caso como un “fantasma del pasado fruto de la ineficiencia de la Corporación que hizo que el caso durmiera el sueño de los justos. El problema estaba oculto y, de haberse solucionado en su momento, habría supuesto un ahorro considerable a las actas municipales. Todos los partidos en el Ayuntamiento en esa época y en las siguientes legislaturas podían haber hecho las comprobaciones pertinentes“. El portavoz abogó por hacer una revisión a fondo de los armarios y los cajones municipales para evitar nuevas sorpresas.

Su homólogo del PP, José Antonio Riber, criticó que se podía haber aprobado la partida mucho antes pues en febrero de 2017 la negociación daba cifras de pago aproximadas y no cerradas. “Nuestro ‘no’ responde a la falta de rigor y a la improvisación de este Gobierno a la hora de tratar los asuntos económicos. Además, es un ‘no’ a la gestión política de los partidos de izquierda que han gobernado esta ciudad durante 30 años. Hablamos de un error cometido cuando esta ciudad estaba gobernada por el PSOE al adquirir una parcela con un informe en contra de la intervención, condicionando los presupuestos del año siguiente, y que la comisión de Gobierno aprobó de todas formas. Ahora no nos pueden obligar a ser cómplices de esta mala gestión”.

El portavoz socialista de Hacienda, Juan Ignacio Gómez, explicó que debería figurar en el expediente un precio cierto en la operación y contestó al concejal popular que no existía crédito disponible en la comisión de Gobierno de 1989, no que la intervención estuviera en contra de la misma. Por su parte, el entonces concejal de Hacienda de Ciudadanos (ahora, no adscrito), Ricardo Mur, criticó que no se justificó la urgencia de la compra en la memoria explicativa. Abogó por incluir una partida a tal efecto en los presupuestos de 2017, que todavía estaban en elaboración, y no con una modificación de crédito. La aprobación definitiva del Pleno llegó en el mes de mayo, con el apoyo unánime de todos los grupos políticos, con alegaciones de corte formal.

Así, el 20 de diciembre de 2017, el alcalde, Pedro Del Cura, firmó las escrituras de adquisición de los terrenos a Sepes por 835.800,23 euros, impuestos incluidos.

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!