¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Janette Novo

Janette Novo

Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

En un entorno de destrucción económica sin precedentes, el Gobierno dice que la economía española crecerá el año que viene un 9,8% y que los ingresos serán los mayores de la historia. Ningún organismo comparte la fantasía de estos nuevos brotes verdes. Las previsiones económicas sobre las que se basa el proyecto de Presupuestos Generales del Estado son falsas, irreales y engañosas.

Nadie que gestione una sencilla economía familiar puede creerse que, tras la mayor caída de la actividad económica desde la Guerra Civil, con 100.000 empresas cerradas, con 700.000 empleos destruidos, y con las peores previsiones de todos los países desarrollados, la economía española vaya a crecer casi un 10% el año que viene o alcanzar la mayor recaudación de nuestra historia.

Estas cuentas públicas son el fruto del voluntarismo, la irresponsabilidad y la imprudencia del Gobierno de Sánchez e Iglesias. Estos presupuestos son una huida hacia adelante que desgraciadamente todos los españoles pagaremos en el futuro.
Hay más de 3,7 millones de españoles en el paro, otras 750.000 personas en ERTE y el nuevo estado de alarma va a provocar un daño aún mayor en el mercado de trabajo.

España será el país con mayor tasa de desempleo de la Unión Europea en 2021. El Banco de España calcula que uno de cada cinco trabajadores (20% de la población activa) estará en paro el año que viene. Todo por la irresponsabilidad y la ineficacia de un Gobierno que ha fracasado por dos veces en la gestión sanitaria y en la gestión económica, arruinando por completo a sectores vitales como la hostelería, el ocio, el transporte y el turismo.

El Gobierno ha dejado a muchísima gente atrás. El INE constata que ya hay 1,2 millones de hogares españoles con todos los miembros de la familia en el paro, que 355.000 trabajadores perdieron su trabajo este verano y, todo ello, mientras apenas una de cada ocho personas que ha solicitado el ingreso mínimo vital lo ha podido cobrar.

Además, el Gobierno de España es el único de Europa que sube los impuestos a las clases medias y trabajadoras en medio de una crisis. Una subida de impuestos de más de 8.000 millones de euros que va a tener que soportar una mayoría de españoles: la pagarán los 17 millones de conductores que tienen un coche diésel (impuesto al diésel), la pagaremos cada vez que bebamos un zumo o una coca-cola (impuesto a las bebidas azucaradas), la pagaremos cuando usemos internet en los móviles o en el ordenador de nuestras casas (nueva tasa digital), la pagarán todos aquellos que tienen contratado un seguro (impuesto a las primas de seguros).

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que ha presentado el Gobierno liderado por Pedro Sánchez es también un absoluto desprecio al municipalismo. El destino de los fondos europeos se ha decantado hacia las Comunidades Autónomas que gestionarán un 54% (18.793 millones de euros) de los mismos frente al 4,28% (1.483 millones de euros) que van a recibir los Ayuntamientos, al igual que ocurre con las transferencias del Estado.

El Ejecutivo deja en la estacada a los españoles al haberse esfumado de los PGE los fondos Covid-19 de ayudas incondicionadas prometidos para sus municipios y provincias, no recogerán ni fondo de reconstrucción, ni fondo de transporte, y un ridículo 1% de los 140.000 millones de fondos europeos para que lo gestionen las entidades locales.

En el caso de Rivas Vaciamadrid, consideramos una tomadura de pelo la partida que destinaba el Gobierno para el enlace de Rivas con la M-50 en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado ya que un millón de euros era totalmente insuficiente para ejecutar la obra. El proyecto de trazado realizado por el propio Ayuntamiento, estima en 12,3 millones de euros (más IVA) la construcción del enlace. Por eso, desde el Partido Popular presentamos una enmienda por un importe de 12 millones de euros. Durante la tramitación en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, nuestro partido estuvo dispuesto en todo momento a llegar a un acuerdo y transaccionar con Más País, la otra formación política que presentó enmienda para la ejecución del enlace. Con el objetivo de que saliera adelante una partida presupuestaria que se destinara a nuestro municipio, y poder llevar a cabo el ansiado enlace con la M-50, el Grupo Parlamentario Popular votó a favor de una enmienda que finalmente salió adelante con 31 votos a favor, ninguno en contra y una abstención de ERC.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

Galería: Rivas en imágenes