¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Una persona mayor en un parque de Rivas

©Planeta Rivas

El año que viene, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid deberá asumir un incremento del 67,42% del presupuesto que venía destinando este año a la teleasistencia de los vecinos de la ciudad. El motivo: una modificación del convenio que, en el marco de la Federación Madrileña de Municipios, venía manteniendo el Gobierno regional con las entidades locales, y que en el caso de Rivas supondrá un sobrecoste de 21.675,61 euros para las arcas municipales.

Actualmente, 328 ripenses utilizan el servicio de teleasistencia en el marco del citado convenio con la Comunidad de Madrid, cuya financiación se distribuía hasta ahora entre el Gobierno regional (que sufragaba el 65%) y la entidad local (que corría con el 35% del gasto restante). De esas 328 personas, 84 tienen reconocido algún grado de dependencia, mientras que 244 son no dependientes.

Según las previsiones de la Comunidad de Madrid, sin embargo, el año que viene habrá 431 terminales de teleasistencia funcionando en Rivas, de los cuales 238 corresponderán a personas dependientes y 193, a no dependientes. De esta forma, el número de usuarios de teleasistencia atendidos mediante la colaboración de ambas instituciones se incrementa en un 31,4% en solo un año.

Para entonces, la financiación de la teleasistencia estará repartida de otra forma. Y es que, a partir del año que viene, y según una carta remitida por la Consejería de Asuntos Sociales al gobierno municipal, la distribución del gasto cambiará radicalmente, de forma que la Comunidad pagará exclusivamente los terminales de las personas con un grado de dependencia reconocido que tengan recogido este servicio en su Programa de Atención Individual, expedido por el Gobierno regional; y la entidad local deberá encargarse de los no dependientes que reciban este servicio. Entre estos últimos, según recuerda el Gobierno municipal, hay personas que se encuentran a la espera del reconocimiento del grado de dependencia y del correspondiente Programa Individual de Atención (PIA), que recoge las prestaciones que le corresponden según el grado resultante y su situación particular.

Esta nueva situación trae consigo una redistribución de las cantidades totales a aportar por cada administración. Así, como resultado, el Ayuntamiento de Rivas aportará el año que viene un 67,42% más a este capítulo, pasando de un importe de 32.148,23 euros a 53.823,84 en 2018. La Comunidad de Madrid asumirá, por su parte, un incremento del presupuesto de teleasistencia en el municipio del 11,1%, correspondiente exclusivamente a los dependientes, cuyo coste previsto para las arcas regionales se incrementará de 59.703,87 euros en 2017 a 66.373,28 en 2018, según informa en su misiva el Gobierno regional.

Este ‘cambio de las reglas del juego’, que supondrá un sobrecoste de 21.675,61 euros para las arcas municipales, implica, a juicio del Gobierno de Rivas, un “recorte drástico” en este servicio. El asunto fue llevado al Pleno municipal del mes de julio, en el que una moción presentada por el PSOE (que fue aprobada al sumarse los dos grupos políticos que comparten el Gobierno ripense, Somos Rivas y Rivas Puede, además de los dos ediles no adscritos de la corporación) reclamaba una financiación “adecuada” de los servicios sociales. El edil socialista Juan Ignacio Gómez arguyó que la competencia de prestación de servicios sociales corresponde a la Comunidad de Madrid, que mediante esta decisión se la “endosa” a los municipios “sin dotarles del dinero necesario para poder prestarla”. La concejala de Servicios Sociales, Dorotea Fernández, lamentó que “la falta de recursos para mantener los servicios sociales es agobiante”, mientras que José Alfaro, de Somos Rivas, denunció que la medida suponía un “drástico recorte” en la teleasistencia domiciliaria.

Por su parte, Gemma Mendoza, concejal del PP de Rivas, aseguró en el último Pleno municipal que la Comunidad “en ningún momento obliga a las entidades locales a atender a aquellos que están a la espera de resolución de la dependencia, ya que es imposible anticipar el resultado final” y apuntó que en la ciudad “hay 718 personas dependientes, a cuya atención el Gobierno regional destina 573.330 euros mensuales (unos 800 euros al mes por persona)”. Los dos ediles de Ciudadanos se abstuvieron en la votación al considerar que el presupuesto de 2017, cuya modificación pedía el texto propuesto, ya ha sido aprobado, por lo que los cambios solicitados deberían referirse exclusivamente a las cuentas de 2018.

El Gobierno municipal asumirá este sobrecoste para poder mantener la prestación del servicio a todos los usuarios que lo necesiten, informan desde el Consistorio. Según recuerda Fernández en declaraciones a Planeta Rivas, además de los usuarios que reciben la teleasistencia en el marco de esta colaboración con la Comunidad, existen otros 168 de financiación 100% municipal, “de los cuales 30 son personas dependientes que ya cuentan con este servicio reconocido por el Gobierno regional en su Programa Individual de Atención pero que, al seguir en lista de espera para recibirlo, y por la gravedad de su situación, se considera necesario proporcionarles la teleasistencia a cargo del Ayuntamiento“. “Seguimos teniendo que tapar los agujeros que genera la dejación de competencias por parte del Gobierno regional”, lamenta Fernández.

Y tú, ¿qué vas a hacer este otoño en Rivas?

Noticias relacionadas:

Juan José Castell: “Llevamos más de una década pidiendo una residencia pública de mayores en Rivas”

 

 

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!