¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Aída Castillejo

Aída Castillejo

Portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid

En Rivas sabemos bien qué significa que el Partido Popular lleve 26 años en el gobierno de la Comunidad de Madrid. Durante años hemos sufrido el maltrato sistemático de sus políticas negando a la ciudadanía ripense infraestructuras tan necesarias como un hospital, cuando el 80% de las consultas atendidas en el Hospital del Sureste provienen de Rivas. Somos la ciudad que menos centros de salud tiene por habitante y seguimos sin contar con el centro de especialidades. La falta de previsión de la consejería de Educación ha supuesto que el próximo curso volvamos a los barracones.

Mientras vivimos una emergencia educativa con nuestros centros escolares colapsados, siguen sin licitar la finalización del CEIPSO La Luna y sin firmar el convenio comprometido con el Ayuntamiento, desde el pasado verano, para poder empezar a construir el colegio público Mercedes Vera en la zona centro. Tenemos el peor Metro, con el único tramo de la red suburbana en manos de una empresa privada. No quisieron invertir en el acceso a la M50 y sigue sin resolverse el problema de la Cañada Real. Problemas que podrían haberse resuelto si el Gobierno regional, presidido por Isabel Díaz Ayuso, hubiese tenido voluntad para ello. Por eso, es tan importante un cambio en el gobierno de la Comunidad de Madrid que trabaje por y para los intereses de la mayoría social.

A pesar de esos 26 años de palos en las ruedas, en Rivas hemos demostrado que la izquierda sabemos gobernar y gestionar con políticas para el bien común. Nada es casual. Desde la EMV hemos construido 4200 viviendas públicas, consiguiendo bajar en tres años la edad de emancipación de la juventud; seguimos siendo la ciudad con mayor gestión pública directa de los servicios; somos la décima ciudad de España con menor tasa de paro, con mayor tasa de actividad y la tercera con mayor esperanza de vida, por poner algunos ejemplos. Este 4 de mayo confrontan dos modelos: el de quienes siguen empeñados en hacer de los servicios públicos su negocio y el de quienes, como en Rivas, entendemos la necesidad de su defensa, porque cuando todo se tambalea, solo los servicios públicos nos salvan.

Este 4 de mayo, nosotras también nos jugamos mucho. Somos las que hemos seguido conquistando derechos y no nos lo han puesto fácil. Somos quienes volvimos a teñir las calles de morado. Somos el voto de las que ya no tienen voz. Y juntas seguiremos andando el camino porque quisieron enterrarnos sin saber que somos semillas.

Hay alternativa al modelo que se nos presenta para la Comunidad de Madrid que ataca frontalmente las libertades, los derechos que tanto nos costó conquistar y que atenta contra los pilares fundamentales de la democracia.

El 4 de mayo votemos con memoria.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!