¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

José Luis Alfaro

José Luis Alfaro

Concejal de Educación, Infancia y Juventud del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Como cada año Rivas afronta en las próximas semanas un nuevo proceso de escolarización entre la incertidumbre para las familias y una preocupante falta de planificación por parte de la consejería de Educación. Muchos de los problemas que ya eran acuciantes hace años y que la propia comunidad educativa ripense lleva denunciando a través de espacios como la Plataforma de Emergencia Educativa o la FAPA Rivas, siguen hoy sin solución y además corregidos al alza por nuevos elementos que tensionan aún más la situación de algunos centros hoy sometidos a la obligación de tener que convivir en su día a día con barracones, obras y una masificación creciente.

El recorrido de detalle sobre algunos de estos aspectos provoca ya sonrojo ante la repetición constante de los mismos, pero es necesario insistir porque la estrategia de abandono de un servicio público por parte del gobierno regional no puede tener ni tendrá efecto en una población concienciada y movilizada como la de Rivas.

El CEIP Mercedes Vera (tal y como decidió nombrarlo la ciudadanía ripense, aunque la Consejería haya impuesto el nombre de Hispanidad) continúa sin estar construido. Una construcción que en todo caso será por fases por decisión regional, lo que asegura que su actividad se verá acompañada de obras, como está ocurriendo en el CEIPSO La Luna. Nuestras niñas y niños se verán obligados a convivir con ellas en buena parte de su etapa formativa. Una situación que de haberse cumplido la promesa electoral del equipo de Ayuso en 2019 no tendría que haber sucedido.

Pero es que ya empieza a ser preocupantemente poco probable que el centro pueda albergar siquiera al alumnado en septiembre, dada la incapacidad manifiesta de la Consejería de cumplir con sus propios plazos de gestión. ¿Cómo pretende la Comunidad de Madrid solucionar este grave problema? Las dos primeras aulas de este centro, con niñas y niños que han tenido que comenzar su segundo ciclo de Educación infantil en las instalaciones de otro colegio provocando la entrada de dos barracones instalados en mitad del patio del CEIP Dulce Chacón, se verán ahora acompañadas por otros tres barracones más, aumentando la masificación del colegio y restando espacios al alumnado. El Ayuntamiento ofreció y aprobó un convenio para adelantar la construcción, como ya hicimos como el CEIPSO La Luna, y que el centro ya estuviera construido, opción que descartó la Comunidad de Madrid y que nos aboca a la situación en la que nos encontramos. Es urgente que se acelere el proceso de construcción y que las aulas estén disponibles al inicio del próximo curso.

Pero si los problemas de organización y masificación afectan cada vez más a la Educación Infantil de segundo ciclo y a la Primaria, no podemos olvidarnos de la Secundaria. En este caso, la necesaria construcción del nuevo IES Margarita Salas, para lo que el Ayuntamiento ya cedió una parcela en 2018, aún no tiene ningún viso de hacerse realidad.

¿Y cuáles son las soluciones que plantea la Comunidad de Madrid ante esta falta de colegios e institutos? Pues la vuelta a los barracones. Sí, la vuelta a un mapa escolar que parece de otra época y no de una de las regiones más ricas pero que menos invierte en educación.

La parcela municipal cedida para la construcción del IES Margarita Salas sigue ignorada por la Consejería, mientras sabemos ya que un año más los centros existentes tendrán que asumir en barracones y subidas de ratio y línea a centenares de alumnos y alumnas en toda la ciudad, condicionando de forma dramática las condiciones en las que nuestras hijas e hijos tienen que desarrollar su etapa educativa.

No podemos olvidar otra de las políticas de la Comunidad de Madrid que tan negativas resultan en este proceso de escolarización: la zona única escolar. En lugar de promover una escolarización que facilite que las familias puedan escolarizar a sus hijos e hijas en el centro educativo más próximo al domicilio, la zona única escolar de la Comunidad de Madrid se convierte en un factor más de incertidumbre y complejidad a la hora de solicitar colegio o instituto.

Aún así, desde el Ayuntamiento, seguimos poniendo todos nuestros esfuerzos en paliar la situación de emergencia educativa y para ello a partir del próximo curso contaremos con una nueva escuela infantil municipal en el barrio de La Luna. La escuela infantil del Colegio Hipatia pasa a formar parte de la red de escuelas municipales convirtiéndose en el quinto centro infantil de titularidad municipal y aumentando la oferta de plazas públicas en el primer ciclo de educación infantil.

Como en años anteriores, desde el Ayuntamiento os invitamos a asistir a las jornadas de puertas abiertas, a informaros sobre los proyectos educativos y a conocer de cerca las escuelas, colegios e institutos de nuestra ciudad y la calidad de las comunidades educativas que las componen.

También, como es habitual, para asesorar a las familias durante este proceso, ponemos en marcha la Oficina Municipal de Información sobre Escolarización a la que podéis acudir ante cualquier duda o necesidad de información sobre el proceso. Podéis encontrar toda la información en https://www.rivasciudad.es/educacion/.

Seguimos luchando por lograr que en Rivas la educación pública, a pesar de los ataques de sus propios gestores regionales, siga siendo la elección preferida en una ciudad que apuesta sin dudar por la pública. Por la de todas y todos.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!