Rivas, ciudadanos de primera y de segunda

por | Ene 16, 2024 | 3 Comentarios

OPINIÓN

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Francisco Gallardo

Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Llevamos un largo camino donde la izquierda de nuestro país nos intenta acostumbrar a dos clases de ciudadanos. El “sanchismo” y cuantos voceros del Partido Socialista siguen apoyando al actual presidente del Gobierno están consiguiendo destruir, aniquilar, los fundamentos de nuestro ordenamiento jurídico. Los pactos del PSOE con los partidos nacionalistas e independentistas están creando la mayor desigualdad de trato de nuestra democracia. Parafraseando al propio Felipe González, “la amnistía no es el perdón, como los indultos, la amnistía es pedir perdón a los que cometieron delitos, generando una situación intolerable de desigualdad”.

El Gobierno de coalición ripense (Izquierda Unida, Más Madrid, Equo y PSOE), pese a haber perdido las pasadas elecciones, habiendo sido ganadas por el Partido Popular, no rectifica, no aprende y sigue la estela de la desigualdad (como quedará evidenciado en las siguientes líneas), sigue el trato diferenciado y continúa con su sectarismo político del que cada vez estamos, todos, más hartos.

Del esperpéntico y yermo leitmotiv “Rivas párate a pensar” el Ayuntamiento le ha debido dar una vuelta y asistimos a un “Rivas párate a multar”. Por segundo año consecutivo, las multas por infracciones de seguridad ciudadana superan los dos millones de euros. Los datos de recaudación en multas suponen un aumento respecto al 2022 del 5,3%, yéndonos en el 2023 a los escalofriantes 2.357.771€. Por tanto, salta a la luz, y denunciamos desde el Partido Popular de Rivas Vaciamadrid, el terrible afán recaudatorio del consistorio. Cuando municipalmente cortas las fuentes de ingreso de dinero por la paralización urbanística has de seguir llenando las arcas municipales y la izquierda ripense ha optado por “machacarnos” a multas.

Su afán es tan desmesurado que próximamente viviremos la ejecución real de las infracciones, hasta ahora notificaciones, relacionadas con las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) y será una “sangría”, un atropello contra la ciudadanía y contra el sentido común dado que, aunque usted tenga un vehículo cero emisiones y no ser contaminante, de momento, la postura del Gobierno municipal es multarle sin paliativos, ni valoraciones eco… demostrando que en el comunismo el dinero prima al medioambiente.

Fruto de dicho interés y el referido sectarismo totalitario, en el pasado Pleno del mes de noviembre evidenciábamos ―respecto de la publicidad― otro triste y desalentador episodio que había protagonizado el equipo de Gobierno de Izquierda Unida, Más Madrid, Equo y PSOE; en concreto, el relativo a la imposición de una multa de 7.000 euros por 44 soportes publicitarios de gran formato en espacios de dominio público contra una empresa de primer orden nacional e internacional especializada en este tipo de servicios. Infracción que ascendía a un coste de 308.000 euros y que judicialmente ha terminado perdiendo el Ayuntamiento, siendo condenado a devolver las sanciones cobradas por el importe referido de 308.000 euros más el lucro cesante por el perjuicio ocasionado a la empresa y los ingresos dejados de percibir.

Ahora bien, todo acaba si eres “de su cuerda”, si eres “chuli” ―como diría Yolanda Díaz―. Toda multa es inexistente si eres “ciudadano de primera” y compartes “manis”, pides públicamente el voto para la izquierda, encabezas pancartas, reivindicaciones contra Ayuso o lanzas eslóganes de los sempiternos mantras izquierdistas; a saber, sanidad, educación, solidaridad, etc. Ahí la vara de medir no es la misma que con la inflexibilidad que le multan a usted. Ahí, se adquiere un salvoconducto que le avala y que incluso las leyes u ordenanzas las interpretan siempre a favor del “chulísimo”, generando la intolerable desigualdad con el que arrancaba mi artículo.

Rivas Vaciamadrid, nuestra ciudad, el 2 de diciembre amanecía “empapelada” con 100 pancartas en diferentes elementos urbanos. Una acción organizada y masiva perturbando seriamente nuestros espacios, generando una clara contaminación visual a lo largo de toda nuestra ciudad. A tal efecto, como no podía ser de otra forma, para dichas actividades poseemos una Ordenanza reguladora de la Publicidad en nuestro municipio (les invito puedan ojearla). Ordenanza que es clara y contempla dichas actuaciones siempre que vengan precedidas de las oportunas solicitudes y peticiones en tiempo y forma y sujeta a la valoración y ulterior concesión del Ayuntamiento. Ahora bien, se nos olvidaba que hay dos clases de ciudadanos en Rivas y para el gobierno de izquierdas. Nos confundimos al pedir aclaraciones o cómo se habían tramitado las peticiones porque si eres “chulísimo” (del carné) puedes saltarte la propia Ordenanza y, por tanto, la ley.

MÁS  La oposición arremete contra la colaboración del Ayuntamiento de Rivas con la UNRWA

Solicitando aclaraciones y revisando la legalidad del acto (en nuestra labor de control desde el Partido Popular), la contestación ―por escrito― del Gobierno de izquierdas es: “dicha autorización no es necesaria para lo que ustedes mencionan”.  Por ende, toca invitarles a que invadan el municipio con anuncios o publicidades. Aprovechen y si tienen empresas, actividad o marca que difundir o promocionar, den rienda suelta a la misma e invadan cuantos elementos urbanos tengan a su alcance. Sí, sí, por qué no … plantéense que quizás sea el momento de llevar un acto publicitario masivo en todo Rivas que impacte a los ojos de todos los vecinos de nuestra ciudad. Eso sí, no descuiden revisar antes si son de “los de su cuerda”, repasen si han pedido públicamente el voto para el partido comunista o similar, si han encabezado una manifestación con pancarta en ristre insultando a Ayuso o se han presentado en el Pleno de Rivas, en nombre de una plataforma, para insultar y difamar a la presidenta del Partido Popular de Rivas Vaciamadrid. En caso negativo, tengan cuidado, quizás usted sea un “ciudadano de segundas” que si lleva a cabo tal acción pueda ser multado con sanciones entre 3.000 y 18.000 euros… en caso contrario, enhorabuena y “be happy” que, para eso, esto sigue siendo la “aldea gala”.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

3 Comentarios

  1. Rivas

    De chiste que este sujeto, escribiendo semejante basura, se embolse 58.490,32€/año. Dinero que, por cierto, pagamos los ripenses.

    Responder
    • Sergio

      de la manolita gafotas de la alcaldesa, comunista, no dices nada ? ya que sabes tanto, pon tambien lo que gana esta sectaria

      Responder
  2. Antonio

    Este es el nivel de los políticos del PP en Rivas. Cada uno puede tener la ideología que quiera, pero este tío es un impresentable

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

advertisement

¡Síguenos en las redes sociales!