¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Bernardo González

Bernardo González

Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Según el diccionario de la RAE, un trilero es “aquella persona que dirige el juego del trile”, un juego callejero que la misma fuente detalla que consiste en apuestas fraudulentas, adivinando en qué lugar de tres posibles se encuentra una pieza manipulada.

Si siguen la actualidad política local de Rivas, verán como el equipo de Gobierno juega todo el rato a mover la bolita con tal rapidez que el público acaba mareado y termina rindiéndose.

 Nos cuentan constantemente que la Comunidad de Madrid nos margina como localidad, pero la realidad es que, por ejemplo, en el caso del ambulatorio de la Luna, los partidos que gobiernan en Rivas olvidaron hacer su trabajo y no respondieron a los requerimientos de la Puerta del Sol para hacer los trámites que hubieran permitido acelerar la llegada de esta infraestructura. Eso sí, mientras, tuvieron tiempo de declarar una emergencia sanitaria y de montar una “performance” en el solar para que las decenas de asistentes tuvieran claro que la Comunidad de Madrid es el foco de todos los males.

También olvidaron explicar a los vecinos que el problema de la M-50 es inicialmente creado por este Ayuntamiento y sus gobernantes, que decidieron dar permisos de construcción sin exigir a los dueños de los terrenos —-que, por cierto, ganaron mucho dinero— dotarlos correctamente.

Estos son ejemplos clásicos, pero hay más y recientes: en el último mes hemos visto cómo se producían incidentes en la Puerta del Sol por la entrada en prisión de un rapero que acumula varias condenas, dos de ellas firmes. La —Modo Ironía ON— “fiesta de la libertad de expresión” terminó con comercios arrasados y miles de euros en mobiliario urbano literalmente destrozados por los incívicos. Al día siguiente de los incidentes pedimos oficialmente, en Junta de Portavoces, que se produzca una condena de estos actos por parte del Ayuntamiento. En ese momento se plantea hacer una propuesta conjunta de todos los partidos con representación en el pleno.

El alcalde nos dice que no es necesario, que se hará una nota de prensa donde se condene lo ocurrido desde la Junta de Portavoces. Su objetivo no es otro que desactivar esta iniciativa que podía provocar una fisura en el equipo de Gobierno, donde está incluido Podemos e Izquierda Unida, que, recordemos, han tenido una actitud cuanto menos tibia a la hora de condenar la violencia ejercida en las calles para defender al rapero reincidente.

¿Qué ocurre en los siguientes días? Pues que de la nota de prensa ni rastro, que el alcalde se limita a colocar un tuit, incumpliendo así a su palabra y menospreciando al resto de grupos políticos que, recordemos, representan a vecinos que no comparten su visión ideológica. Una vez más, el objetivo es menear la bolita para ver si la gente se cansa y deja de estar pendiente para poder hacer de Rivas su cortijo. La oposición decide insistir con una moción y, entonces, se ve forzado a publicar la nota de prensa en la que por fin condena los destrozos y la violencia en nuestras calles.

Ya pasó con los presupuestos, donde utilizaron todo tipo de estratagemas que le permitieran no tener que contar con las propuestas del resto de formaciones. Rechazaron las propuestas de Ciudadanos, rechazaron las del Partido Popular… porque ellos, que públicamente apuestan por el consenso y la escucha, no saben ejercerlo. Son incapaces de abrir sus oídos, les resulta imposible reconocer los errores que han llevado a Rivas a tener asuntos enquistados y de difícil resolución.

Y si no, que se lo digan a los vecinos víctimas de la Empresa Municipal de la Vivienda. Y digo bien, víctimas, porque les deben más de 35.000 euros que impiden que su comunidad de propietarios funcione correctamente. Llevan meses esperando a que les solucionen diversos problemas, pero son ignorados de forma crónica hasta que han recurrido a las redes sociales y a este grupo municipal. Solo así han logrado ser escuchados y que se les prometa una solución. Y esta vez, vamos a estar vigilantes, no vamos a permitir que se les confunda sobre qué vaso oculta la bolita.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

Galería: Rivas en imágenes