¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Mónica Carazo

Mónica Carazo

El 16 de diciembre de 2018 se inauguró el mercado central. Un proyecto que pretendía ser, y quiero pensar que aún pretende serlo, un nuevo espacio de ocio y comercio que se convierta en lugar de encuentro y referencia para toda la ciudadanía ripense, situado en el recinto ferial Miguel Ríos. Un nuevo concepto del tradicional mercadillo proyectado para ser motor dinamizador de la actividad, tanto económica como sociocultural, de nuestra ciudad.

Sin embargo, desde su puesta en marcha, la deriva del Mercado Central no ha sido la deseada. Su inauguración contó con 105 puestos de venta, y a día de hoy, diez meses después, hay concedidos poco más de 70 puestos, de los cuales, 23, por diversos motivos no acuden, según ha indicado el propio Ayuntamiento. Es decir, un mercado que fue inaugurado con un centenar de puestos, se ha visto reducido prácticamente a la mitad, en solo diez meses.

A este descenso de la oferta comercial, uno de los dos pilares del nuevo mercado central, se suma falta de oferta sociocultural anunciada. En palabras del propio Ayuntamiento, las actividades musicales, teatrales, circenses y artísticas de calle para todos los públicos, género y edad, serían una constante en este nuevo espacio, como elemento dinamizador y se irían ampliando, algo que no solo no ha sido así, sino, que dichas actividades, pasada la inauguración, no se han seguido sucediendo.

Por ello, y con la intención de que se tomen medidas para relanzar lo que entendemos es un buen proyecto de partida, desde el Grupo Municipal Socialista hemos presentado una moción al Pleno Municipal de septiembre para instar al Gobierno a una revisión de las condiciones de instalación y ubicación del Mercado Central, con el objetivo de mejorar la implantación de los puestos ambulantes, así como el flujo peatonal entre los mismos, además de desarrollar una planificación anual de actividades de animación, culturales y gastronómicas, con el fin de dinamizar dicho espacio y convertirlo en un lugar de ocio y comercio.

Una moción en la que también instamos al Gobierno Municipal a impulsar un concurso de ideas para el uso y dinamización de los locales del Recinto Ferial Miguel Ríos, ya demasiados años cerrados, para que incluyan nuevas actividades o servicios, que sirvan no solo como espacio dinamizador del mercado central sino como dinamización del propio recinto, incluso fuera del horario del Mercado Central.

En definitiva, el Grupo Municipal Socialista, entendemos que son necesarias medidas para que el mercado central sea relanzado y recupere la esencia para la que fue proyectado, un espacio dinamizador de la actividad económica y sociocultural de nuestra ciudad.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!