¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Eliana Palacios

Eliana Palacios

Portavoz de VOX en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Queridos ripenses,

Les escribo después de haber tenido la oportunidad de saludar a tantos de ustedes en la caseta de Vox en el recinto ferial y les quiero agradecer su cariño y apoyo mostrados. Y ha sido allí, mientras observaba el cartel informativo de Vox sobre el tráfico de Rivas-Vaciamadrid cuando he reflexionado sobre las fiestas y cómo algunos detalles que pueden parecer no importantes son en realidad el reflejo de una acertada o de una manipuladora gestión.

Como siempre, algunos datos objetivos y realizaré mis comentarios al respecto posteriormente.

  • Se concertaron actuaciones de Rodrigo Cuevas, Tanxugueiras, Queralt Lahoz, Arde Bogotá, Carmesí, Ginebras y Víctor Manuel o el grupo ‘Yo soy Ratón’ entre otros.
  • Se concretó el festival ‘Grimey for Palestine’, comentado desde el gobierno local como “…una acción que resulta más necesaria que nunca, dada la situación de crisis humanitaria que se está viviendo en la franja de Gaza como consecuencia de los ataques indiscriminados de Israel…”.
  • El concejal de seguridad y movilidad afirma reiteradamente que en Rivas no hay atascos, y nos acusa a Vox de no ser fieles a la verdad al denunciar su política de movilidad.

No voy a abundar más en datos pues quiero invitarles a reflexionar con dos preguntas:

– ¿Creen que el programa de fiestas refleja la diversidad de Rivas-Vaciamadrid y todas sus sensibilidades o, por el contrario, está diseñado sólo para un cierto público?

– ¿Qué tiene que ver el programa de fiestas con la actitud negacionista del gobierno local respecto del tráfico?

Sobre la primera pregunta, no voy a hacer ahora crítica musical, no se trata de eso; si de arte se trata, el arte se consigue tanto siguiendo normas como rompiéndolas. Lo que me pregunto es qué se pretende conseguir cuando siempre estiramos o rompemos las normas de una misma manera, dejando a un lado a aquellos que desarrollan arte de otra manera o, sencillamente, a aquellos que se sienten cómodos con las normas al uso.

Como soy consciente de que este último párrafo ha podido ser denso, déjenme que les ponga algunos ejemplos: ¿de verdad no podían proponer un festival por Palestina y pedir la liberación de los rehenes que la organización terrorista Hamas mantiene en su poder desde el pasado octubre?, ¿es incompatible la ayuda a un pueblo con la denuncia de las salvajadas de una parte de ese mismo pueblo? Yo no lo veo así, decidan ustedes. Lo que hacen está orientado para que pienses que, o piensas de una determinada manera, o no tienes cabida en la sociedad.

O, ¿de verdad tienen que estar incrustándome repetidamente las mismas y manoseadas ideas acerca de las familias “no normativas”, el empoderamiento, el cambio climático, y las victimizaciones y visibilizaciones varias de todo lo que se le ocurra a un grupo de cabezas que estarán preparadas para embestirme si les pregunto algo que no quieren responder?, ¿qué pasó con el pensamiento crítico?, ¿qué pasó con el debate honesto y la búsqueda de la verdad? Yo no lo veo así, decidan ustedes. Lo que hacen está orientado para que acepte que sólo hay un único punto de vista y, o lo compartes, o no tienes cabida en la sociedad.

Así pues, concluyo que hasta en algo como unas fiestas locales que debían ser absolutamente populares, este gobierno lo prepara para que no haya otro punto de vista que el suyo. No es que argumenten mejor, es que pretenden eliminar de la sociedad todo lo que les molesta. Y las cosas no son ciertas sólo porque las diga alguien, ni siquiera yo.

MÁS  El Ayuntamiento de Rivas recibe un premio a las Buenas Prácticas Locales por el Clima

Parafraseando a un político ya fallecido, les diré con mi más profundo convencimiento que lo que se ve es que en su sociedad no cabemos algunos, en la mía cabemos todos. Los disidentes, también.

Y en cuanto al segundo punto, y si se preguntan qué tiene que ver el programa de fiestas con la actitud negacionista del gobierno local respecto del tráfico, permítame que les apunte que tienen un punto en común: la absoluta desconexión entre los gestores locales y ustedes. Para ellos no hay atascos del mismo modo que no hay diversidad en Rivas-Vaciamadrid. Y en esto de los atascos, tengo que agradecer al Partido Popular el eco que se está haciendo del debate que quien suscribe mantuvo con el concejal al respecto.

Lleguen ustedes a su conclusión, pero no dejen que les manipulen.

Rivas es una gran ciudad. ¿Se la imaginan respetando a todos?

Un abrazo a todos.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!