¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Antonio de la Peña

Antonio de la Peña

Concejal del PP en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Una de las pretendidas señas de identidad del Gobierno Municipal de Somos Rivas-Rivas Puede es el alto grado de participación y transparencia que realizan en sus acciones de gobierno, propuestas legislativas y vida política. En este sentido tratan de forma reiterada de argumentar como los presupuestos “NO PARTICIPATIVOS 2018” lo son.

Lo cierto es que el sistema de participación propuesto se circunscribe a 150.000€ de los 127.373.657,77€ de presupuesto total consolidado del Ayuntamiento de Rivas; representa el 0,11% del total. O bien, si se prefiere realizar la comparación, con las cuentas exclusivamente del Ayuntamiento (sin empresas municipales), representa el 0,15% de los 95.696.406,61€.

Los supuestos presupuestos participativos son, analizando objetivamente las cifras del párrafo anterior, un eslogan de ‘marketing’ político que tiene su origen en la legislatura 2007-2011. En aquel entonces, a cada reunión, denominado encuentro ciudadano, trataba de ir concretando unas cifras (créditos) que serían teóricamente realidad inversora en los distintos presupuestos de la mencionada legislatura. Los presupuestos participativos de 2012 contaron con 2.575.000€ (cerca del 4% del presupuesto de 2012).
Sonroja contrastar con los 150.000€ (0,11%) de los créditos participativos de 2018.

Científicamente, cuando inferimos por las características de una ínfima parte las propiedades del todo, se le denomina a ese ejercicio FALACIA DE COMPOSICIÓN. En este caso estamos ante un paradigma evidente (del 0,1%-0,15% se deduce la propiedad del 99,9-98,5%).

Podemos, consecuentemente, hablar objetivamente que nos encontramos ante una FALACIA de COMPOSICIÓN económica que tiene sus propias características. El que unos créditos (150.000€) sean participativos no demuestra ni justifica que los presupuestos de 2018, en su totalidad, sean participativos.

Realizando una de las etapas del Camino de Santiago que parte desde Madrid, cuando entré en Colmenar Viejo pude observar un cartel que literalmente se titula ‘VOTA: inversiones participativas 2018. Elige dónde invertimos 400.000€’. El presupuesto de Colmenar Viejo 2018 es de 41.300.000€, con lo que sus 400.000€ representan cerca 9.75% del presupuesto municipal.

En este caso la transparencia y exactitud en el título (se habla de inversiones participativas, no de presupuestos participativos) y el esfuerzo económico (0,11%-0,15% frente al 0,975%) realizado es substancialmente visible. La FALACIA de COMPOSICIÓN del Gobierno Municipal de Rivas se hace doblemente evidente.

Si consideramos que para este menester se tiene un concejal liberado a tiempo completo (54.000€) con un departamento con varios funcionarios, lo que representa un gasto en personal de 232.507,20€; sus gastos en bienes corrientes 112.415,00€ (la vida del día a día del centro de gastos); 55.000 en varios, hacen sumando los 150.000€ de FALACIA de COMPOSICIÓN, un total orgánico de 549.922,20€ para esa concejalía. Resulta inaceptable que se realice una inversión de 550.000€, en el ámbito de gestión, para el control de 150.000€. En términos coloquiales: tenemos un envoltorio de 400.000€ para un regalo de 150.000€.

Pero más allá de esta afirmación, y finalizada ya la primera fase del proceso (fase de propuestas) del pasado 30 de junio, en interpelación presentada al Gobierno Municipal en el Pleno Ordinario de 19 de julio, rogamos que nos indicasen la totalidad de propuestas-proyectos presentados con sus títulos y las cuantías vinculadas a las mismos. Se trataba de verificar la transparencia del proceso. Sabemos que se han elevado un total de 368 propuestas, que unas 150 han sido aceptadas, ergo unas 200 (57% del total) han sido rechazadas, pero aún estamos a la espera de saber cuáles son, y el motivo de rechazo de las que se rechazan. Se está elaborando el informe y estamos a la espera de recibirlo.

Todo ello es sintomático del que el modelo no es ni tan participativo, ni tan transparente como se publicita. El 0,11-0,15% de margen económico de participación en el presupuesto municipal, con un rechazo del 57% de los proyectos (desconociendo su título), son números significativos de FALACIA de COMPOSICIÓN. Ni siquiera el argumento de “experimento del proceso” puede deshacer nuestro sonrojo.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!