¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Eliana Palacios

Eliana Palacios Albornoz

Portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

Queridos ripenses,

Ha pasado un año desde las elecciones municipales y me gustaría compartir con vosotros algunas reflexiones y mi valoración. Vayan por delante algunos datos:

  • En el pleno de constitución dejé constancia de los principios de Vox como grupo en la oposición. Literalmente, pedí a la Corporación “respeto a los ripenses, a la palabra dada y a ser ejemplo de garantía de respeto… ser egoístas de buscar lo mejor para Rivas, sea competencia de quien sea, sin escondernos en excusas… el rechazo a la arbitrariedad y la imposición…,

siendo garantes de que todo lo que hagamos será, no sólo escrupulosamente legal, sino que también soportará el juicio ético y el estético”.

  • Los partidos de la coalición de izquierdas, a la vista de que tras las elecciones el grupo mixto no había resultado como ellos esperaban, deciden quitarle a éste las herramientas que todo grupo político municipal hasta ahora había tenido siempre, rompiendo las más elementales reglas de respeto democrático. Esta decisión está actualmente recurrida en sede judicial.
  • En el debate de presupuestos nuestras enmiendas a las bases de ejecución ofrecían mayor transparencia en la gestión, concretamente en lo relativo a las subvenciones y a los reconocimientos extrajudiciales de crédito o, para que nos entendamos, a las facturas que aparecen en los cajones sin encargo previo. Estas enmiendas fueron rechazadas.
  • En ese mismo pleno, solicitamos la devolución de los presupuestos para que los documentaran mejor, pues sólo la pereza y el desprecio a la oposición justificarían como estaban presentados. Esta moción fue rechazada también por el resto de grupos con argumentos como “pueden ser muchas cosas, pero perezosos no son”, tal y como afirmó la portavoz del grupo popular.
  • En este esfuerzo por mejorar la calidad en la gestión, denunciamos que los miembros de su corriente política sean los beneficiarios de subvenciones, adjudicaciones o, como ya sabrán, incluso obtengan puestos de trabajo en la administración con requisitos que a cualquier ciudadano honesto le haría arquear la ceja. Estoy hablando de la reciente convocatoria que adjudicarán al exalcalde-dirigente local de IU.
  • Al mismo tiempo, presentamos iniciativas para mejorar la limpieza de las calles, dotarnos de una ambulancia medicalizada, rediseño de carril-bici y de zona de bajas emisiones, transporte escolar, mejoras de calles en el polígono industrial, entre otras. Y todo esto a pesar del reglamento orgánico que fue aprobado por el gobierno local para limitar la actividad de la oposición.
MÁS  IU-Más Madrid-Verdes Equo rendirán cuentas a la ciudadanía de Rivas

Estos son datos y procedo a realizar algunas valoraciones.

En resumen, hay dos ejes sobre los que han basculado nuestra labor: la mejora de la calidad democrática y de gestión, y la mejora de servicios al ciudadano.

En cuanto a la mejora del talante democrático, el rechazo de la izquierda ha sido frontal y era algo que se esperaba. En lo que se refiere a las de mejora de servicios, prácticamente todas nuestras peticiones han sido denegadas, y no por el fondo de la propuesta, sino excusadas por no tener un certificado de ocho apellidos de Rivas-Vaciamadrid y/o porque mi actividad profesional, con la me gano la vida, la llevo a cabo fuera de Rivas, como muchos de vosotros.

Así pues, puesto que el debate con respecto a las propuestas de Vox lo quieren centrar en mi persona y como no rehúyo ningún combate, quiero dejar constancia de que seguiré trabajando por Rivas-Vaciamadrid porque es mi responsabilidad y, si algún miembro de la corporación está más preocupado por otros municipios, ya sabe lo que tiene que hacer: que dedique su tiempo a ello. Le deseo lo mejor. O, ¿es que no tengo derecho a mi independencia económica? ¿acaso debo depender de alguien? Pues siéntense a esperar, porque esto no va a cambiar.

No sé si estos ataques son por ser de Vox, por ser mujer, por ser madre o por todo ello junto. Con orgullo digo que me da igual.

Mi fortaleza y convicciones para aguantar frente a las presiones de unos partidos políticos que estaban acomodados en su juego de las sillas nace de saber que represento a miles de personas que confiaron en nosotros y en un fabuloso equipo comprometido. No hay espacio para los débiles de espíritu, paniaguados expertos del qué-hay-de-lo-mío, que habitualmente acaban rindiéndose y abandonando, por fortuna, aunque a veces se lleven el acta de los ripenses consigo.

Rivas Vaciamadrid es una gran ciudad y es un orgullo trabajar para los ripenses. ¿Se imaginan si todos sintieran ese orgullo?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!