¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Janette Novo

Janette Novo

Candidata del PP a la Alcaldía de Rivas Vaciamadrid

Los ayuntamientos, que son la administración más cercana a los ciudadanos, tienen —entre otras— la responsabilidad de gobernar para todos con transparencia y eficacia.

La transparencia en la gestión pública es imprescindible porque se trata de gobernar con las puertas y expedientes del Ayuntamiento abiertos de par en par a todos los vecinos, verdaderos dueños de la ciudad.

Los políticos solo somos administradores de los recursos públicos por mandato de las urnas democráticas y esta cualidad obliga, además, a la eficacia.

¿Cómo puede un ayuntamiento ser eficaz? De tres maneras: menor burocracia, fácil accesibilidad para los vecinos y celeridad en la resolución de expedientes.

¿Cómo puede un político hacer que el Ayuntamiento sea eficaz? Trabajando con honradez, acreditando racionalidad en el gasto y reduciendo impuestos y tasas.

La honradez y la racionalidad a la hora de gastar el dinero de todos los vecinos marcan la diferencia con otras políticas basadas en la dilapidación y en la excesiva carga impositiva, y son imprescindibles para poder acometer una reducción gradual de impuestos a fin de favorecer que el dinero de los ciudadanos vuelva a sus bolsillos.

La compra de una vivienda es la inversión económica más importante para una persona o para una familia, y flaco favor hacemos los políticos si sumamos a la hipoteca de nuestros vecinos un IBI tan alto como el que soportamos los ripenses.

El esfuerzo fiscal que realizan los vecinos de Rivas sirve para pagar los intereses del dispendio, para afrontar la deuda generada por unos gastos excesivos y superfluos. En otras palabras, estamos pagando la mala gestión de los gobiernos de izquierda de los últimos 30 años.

Por tanto, si los vecinos nos dan su confianza en las próximas elecciones del 26 de mayo, una de las primeras medidas que adoptaremos será una reducción gradual de impuestos y tasas en el primer año de la legislatura y en los siguientes ejercicios.

Nuestro programa político apuesta por la prosperidad de nuestros vecinos y, en este empeño, bajar impuestos es un signo de progreso y calidad de vida.

Recaudar y gastar es fácil… pero los recursos son limitados y los ciudadanos tienen ahora la palabra para poner fin a estas políticas cortoplacistas e indolentes que suponen una merma en sus bolsillos.

Cuántas veces habremos oído decir a algunos que el PP pretende la cuadratura del círculo al combinar la bajada de impuestos con mayor recaudación, con el saneamiento de la economía y con tasas de crecimiento entre las primeras de Europa.

El PP de Rivas Vaciamadrid, tiene la certeza de que es imprescindible acometer una bajada de impuestos y tasas en nuestra ciudad, no sólo porque somos de los que más pagamos en nuestro entorno, sino por nuestra obligación de pensar en clave de futuro, que es pensar en nuestros hijos y nietos.

El deber de los concejales es atender a los vecinos, velar por su seguridad, su bienestar y sus rentas.

Por ello, es nuestro compromiso desahogar los bolsillos de los vecinos con una bajada de su principal tributo, el que grava la vivienda, porque, como decía Gaspar Melchor de Jovellanos, “todo impuesto debe salir de lo superfluo y no de lo necesario”.

Más artículos de opinión en Diario de Rivas

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Diario de Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!